La Tuberculosis, una enfermedad mortal a la cual se ha perdido el temor

La tuberculosis es una enfermedad antigua que afecta principalmente a los pulmones, pero que puede impactar a otras partes del cuerpo como el cerebro, los huesos u otros órganos. A pesar de que esta afección es totalmente curable y prevenible, actualmente es considerada la novena causa de muerte en mundo.

Esta se transmite de persona a persona a través del aire. Cuando un enfermo de tuberculosis pulmonar tose, estornuda o escupe, expulsa bacilos tuberculosos al aire. Basta con que una persona inhale unos pocos bacilos para quedar infectada. De allí la importancia del cuidado en el lavado de manos, uso del tapabocas y del antebrazo al toser.

Este mes de marzo se conmemora el Día Mundial Contra la Tuberculosis, una fecha que hace un llamado a los cuidados que se deben tener con esta enfermedad mortal que afecta principalmente a los adultos en sus años más productivos, sin embargo todos los grupos de edad están en riesgo.

“Esta patología lleva años en las comunidades, pero desafortunadamente se ha ido perdiendo el respeto porque tiene un tratamiento, lo que ha llevado a un relajo y ha dado paso a una mayor contaminación pues su modo de transmisión es la vía aérea”, dijo Claudia Patricia Jiménez, referente de TCB IPS Dosquebradas.

El principal órgano con afectación son los pulmones

Síntomas y diagnóstico

Los síntomas comunes de la tuberculosis pulmonar son tos (a veces con sangre), dolores torácicos, debilidad, pérdida de peso, fiebre y sudores nocturnos. La Organización Mundial de la Salud, OMS, recomienda el uso de pruebas rápidas de diagnóstico molecular como prueba diagnóstica inicial en todas las personas con signos y síntomas, ya que tienen una alta precisión diagnóstica y conducirán a mejoras importantes en la detección precoz de esta enfermedad.

“Es recomendable que aquellas personas que sean portadoras del VIH y quines sufran de epoc, se hagan estudios para descartar la TBC. Las personas infectadas por el bacilo tuberculoso tienen entre el 5 y el 15% de riesgo de enfermar con tuberculosis a lo largo de su vida”, expuso la especialista.

Las cifras

Teniendo en cuenta la contingencia que se ha vivido por el Covid-19, se cuentan con cifras del 2018 a nivel nacional, en Colombia la incidencia era del 26,9 casos nuevos por 100 mil habitantes lo que representa que una persona puede infectar hasta 4 por medio de las gotas de saliva, de allí la importancia del autocuidado.

Según datos del Instituto Nacional de Salud en dicho año hubo un reporte de 14.446 casos a nivel nacional, de los cuales Risaralda tuvo 906, 111 de ellos eran extrapulmonares.

Por su parte, según cifras de la Secretaría de Salud de Pereira, en el 2019 hubo 519 casos de los cuales el 90% se concentró en el Área Metropolitana. “13 municipios presentaron casos de tuberculosis, Guática fue el único que no reportó. Para el 2019 el departamento era el 4to a nivel nacional con mayor porcentaje de casos”, indicó Alexandra Sossa, coordinadora del programa de Tuberculosis de dicha secretaría.

Así mismo la funcionaria dijo que para el año pasado hubo un registro de 216, cifra que disminuyó debido a la fijación y atención que hubo hacia el virus Covid-19.

Se estima que entre 2000 y 2019 se salvaron 60 millones de vidas gracias al diagnóstico y el tratamiento de la tuberculosis.

Tuberculosis y VIH

Según estudios de la OMS, Las personas con VIH tienen hasta18 veces más probabilidades de desarrollar tuberculosis activa que las VIH-negativas.

La combinación de la infección por el VIH con la tuberculosis es letal, ya que la una acelera la evolución de la otra. En 2019 fallecieron en el mundo unas 208.000 personas por tuberculosis asociada al VIH. El porcentaje de casos notificados de tuberculosis para los que se disponía de un resultado documentado de una prueba de VIH en 2019 fue del 69%, en comparación con el 64% en el año 2018.

En el mundo existen 10.4 millones de pacientes con tuberculosis, de los cuales 1.2 millones sufren de VIH.

Para reducir las muertes, la OMS recomienda adoptar un enfoque basado en 12 componentes de las actividades colaborativas contra la tuberculosis y el VIH, incluidas las medidas de prevención y tratamiento de la infección y la enfermedad.

Es de suma importancia generar consciencia en la prevención de una enfermedad que cada año tiene miles de muertes, y que debido a las patologías que se ha dado en el último año, se ha disminuido la guardia en la búsqueda de pacientes asintomáticos porque la ciencia y la salud se ha centrado en la patología Covid.

Acabar con la epidemia de tuberculosis para 2030 es una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS relacionadas con la salud.

Compartir