Impactos ambientales que afectan la salud respiratoria

La contaminación del aire es un problema que afrontan muchas ciudades del mundo, se caracteriza por la concentración de distintas sustancias presentes en la atmósfera emitidas por industrias, vehículos automotores y contaminantes domésticos.

Según la Organización Mundial de la Salud – OMS, siete millones de personas mueren cada año en América Latina y el Caribe por enfermedades cardiovasculares, cerebrales, pulmonares como neumonía, cáncer de pulmón y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, atribuibles en muchas ocasiones por la exposición a partículas contenidas en el medio ambiente, las cuales ingresan al sistema respiratorio produciendo efectos nocivos.

Para Ángela María Álvarez López, docente del programa de Terapia Respiratoria Areandina seccional Pereira, “cuando se habla de contaminación ambiental, se hace referencia a la presencia de sustancias dañinas en la atmósfera provocando daños en la salud independiente del ciclo de vida o del ecosistema”.

 

Población más afectada

Según la revista médica Clínica Las Condes, los contaminantes se clasifican en primarios y secundarios, en el que los primeros se refieren a los que son emitidos directamente a la atmósfera como el monóxido de carbono (CO) y los segundos, se forman en la atmosfera como resultado de reacciones químicas precedentes. También se pueden diferenciar por el origen de emisión, la cual puede ser de origen natural o antropogénica que son contaminantes que se producen generalmente por la intervención del hombre.

Para Álvarez, “los grupos de edad con mayor riesgo de ser afectados por contaminantes atmosféricos son los niños, adultos mayores y personas que sufren deficiencias pulmonares y cardiovasculares; no obstante, por su vulnerabilidad, también se encuentran las personas con un nivel socioeconómico bajo, ya que tienen una mayor disposición a las amenazas ambientales, la contaminación del aire y del agua, la contaminación acústica, y en ocasiones, la cercanía a zonas de desechos peligrosos”.

 

Salud pública

La contaminación ambiental es un problema de salud pública en constante crecimiento, tanto en Colombia como en otros países de América Latina, de acuerdo con cifras recientes de la OMS, por lo menos 100 millones de personas están expuestas a niveles de contaminación atmosférica por encima de los recomendados.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), indicó que para el año 2020 la contaminación del aire sería la causa ambiental de mortalidad prematura más importante en la región de América Latina y el Caribe.

En el caso colombiano, la población urbana representa el 76% y según las proyecciones, se estima que para el 2050 la población llegará a 52.6 millones de habitantes, lo que equivale al 86% de la población total. Con el fin de satisfacer las necesidades de esta población creciente, se requiere infraestructura para la vivienda, servicios básicos, industria y transporte. “El aumento de la urbanización tiene como consecuencia varios problemas ambientales que afectan negativamente el bienestar y la salud ya que las ciudades son fuentes de emisión de partículas y de gases contaminantes”, agrega Álvarez.

Varias ciudades de Colombia al verse potencialmente afectadas por su crecimiento demográfico con sus respectivas consecuencias, buscan generar soluciones frente a este problema de salud pública. Claro ejemplo es la ciudad de Bogotá y el Valle de Aburrá en Medellín, las cuales buscan generar soluciones sin una pronta respuesta positiva.

 

Factores que influyen

La salud se deriva de la agrupación de factores externos y propios del individuo, los efectos de la contaminación del aire dependerán de elementos como las características químicas y físicas de los contaminantes, el estado inmunológico de la persona, enfermedades de base y estilos de vida saludable.

Álvarez añade que “los contaminantes al ingresar al sistema respiratorio se pueden depositar en diferentes vías; las superiores donde se depositan las partículas más gruesas y las vías respiratorias inferiores incluyendo los alveolos hasta donde pueden ingresar las partículas finas; la toxicidad depende de los productos químicos absorbidos del medio ambiente”

En definitiva, los efectos en la salud respiratoria asociados a los contaminantes del aire son cada vez más demostrados, por lo que es primordial una adecuada cuantificación y seguimiento de estos, así como del cumplimiento de la normatividad relacionada con la calidad del aire. Los equipos de salud deben estar capacitados para identificar los problemas respiratorios asociados y educar a la comunidad en autocuidado y en la reducción a las exposiciones de contaminantes.

Compartir