El primer signo de alerta ante el cáncer de piel es fijarse en “pequeños detalles”

El cáncer de piel es uno de los tipos de cáncer más frecuente que se presenta en las personas, este abarca diferentes subtipos de enfermedad dentro de los cuales está el cáncer tipo melanoma o melanoma maligno y los cánceres de piel no melanoma, el pronóstico de cada una de estas enfermedades es distinta siendo el melanoma más agresivo.

Ante la gravedad de este cáncer, ¿cómo detectar a tiempo el melanoma?

De manera sencilla se pueden detectar señales de alerta que permiten actuar a tiempo. Es importante estar pendiente de los cambios en la apariencia de la piel, ya que son indicadores de que se puede tener melanoma; es decir, el primer signo de melanoma es usualmente un cambio en el tamaño, forma, color o sensación en un lunar o mancha existente, o con la aparición de uno nuevo”, indicó María del Rosario Olivera, epidemiología clínica, directora médica de Bristol Myers Squibb (BMS) en Colombia.

De manera constante las personas deben autoexaminarse para detectar lesiones que podrían eventualmente ser malignas. Una forma sencilla es la guía de dermatología A, B, C, D, E de la piel.

Siempre que un lunar cumpla una de las siguientes características se debe consultar rápidamente con el dermatólogo:

Asimetría en alguno de sus ejes.

Bordes irregulares.

Color variado, no uniforme.

Diámetro mayor de 6 mm.

Evolución. Si detecta que uno de los lunares cambia.

Factores de riesgo

Esta enfermedad puede afectar a cualquier tipo de persona independiente de la edad, género o raza.

La principal causa por la cual se desarrolla el cáncer de piel, específicamente el melanoma, es por la exposición a la luz ultravioleta bien sea del sol o de algún otro tipo de fuente de luz ultravioleta; este tipo de radiación es nociva para la piel. Así pues, cualquier persona que esté expuesta a esta radiación tiene un mayor riesgo de desarrollar este tipo de enfermedad”, dijo la especialista.

Olivera manifestó que adicional a esa exposición existen otros factores de riesgo que puede ser el tipo de piel; las que son mucho más claras, personas con ojos claros y cabello claro, tienen mayor probabilidad de desarrollar lesiones en la piel tipo melanoma.

Este tipo de cáncer se diagnostica cada vez más en personas jóvenes, es un daño acumulativo a lo largo del tiempo y entre más exposición a temprana edad haya a la radiación, existe una gran probabilidad de desarrollarlo.

Anualmente en Colombia fallecen entre 1000 y 1200 personas por el melanoma, el cual es un tipo de cáncer muy agresivo que tiende a hacer metástasis muy fácilmente, de allí la importancia de prestar atención a los signos de alarma”, recomendó la experta en el tema.

Todos los consejos que se pueden apropiar ayudan a disminuir el impacto de la radiación en la piel de las personas.

¿Cómo prevenir esta enfermedad?

Los factores de riesgo que propician el cáncer de piel van más allá de la exposición a rayos ultravioleta provenientes de la luz del sol, lámparas solares y camas de bronceado, pues también puede influir la genética con familiares de primer grado quienes hayan padecido melanoma, piel muy blanca, pecas y cabello claro, así como predominio de lunares; no obstante, si bien la probabilidad de que un lunar se convierta en cáncer es muy baja, cualquier persona con muchos lunares irregulares, o que tenga lunares grandes, tiene un mayor riesgo de desarrollar melanoma.

Por ello es importante estar alerta e informar a su médico sobre cualquier cambio en la piel o nuevo lunar, así como crecimientos que se observen como algo distinto al resto de los lunares.

Los tratamientos

Para tratar el melanoma existen diferentes tratamientos y, de acuerdo con la etapa y localización del tumor, así como de la salud general del paciente, pueden consistir en una cirugía, radioterapia, quimioterapia o inmunoterapia, ésta última una reciente innovación en tratamientos contra el cáncer”, explicó Olivera.

Hable con su médico si nota algún cambio en la piel, como la aparición de una lesión nueva, una llaga que no cicatriza o un cambio en una lesión antigua.

La inmunoterapia es un tipo de tratamiento para el cáncer que estimula las defensas naturales del cuerpo a fin de combatir el cáncer. Estudios han demostrado que al menos el 20% de los pacientes tratados vivieron tres años y algunos, incluso, han alcanzado a sobrevivir por más de 10 años.

Principales recomendaciones dadas por la especialista

  • La protección y el autocuidado debe ser de todos los días.
  • Ante cualquier tipo de alarma consultar a un dermatólogo para hacer un diagnóstico completo y oportuno.
  • Procure no tener una exposición directa al sol entre las 10:00 a.m. y 3:00 p.m.
  • Utilice bloqueador solar permanentemente en las áreas expuestas.
  • Use gorros o sombreros y gafas de sol.
  • Haga un autoexamen de piel de manera periódica en todas las áreas del cuerpo desde la cabeza hasta los pies lo cual es una forma de identificación temprana de este tipo de cáncer.

Importancia del protector solar

Utilizar siempre una crema de protección de factor 15 o más en las áreas de piel expuestas al sol, particularmente cuando la luz es intensa. Las personas de piel clara y las que se queman con facilidad deben aplicar la loción antisolar con mayor frecuencia.

Para que la protección sea eficaz, la protección debe aplicarse antes de la exposición al sol y en todas las áreas de la piel visibles. Muchas lociones antisolares pierden eficacia cuando la persona suda o nada y deben aplicarse de nuevo para que ofrezcan el máximo nivel de protección.

Los expertos insisten que el protector debe aplicarse aunque el cielo esté cubierto de nubes ligeras o poco compactas, ya que la luz ultravioleta puede atravesarlas. Y debe aplicarse 3 veces al día.

Compartir