El Bruxismo, una enfermedad silenciosa que aumentó durante la pandemia

En Colombia desde que apareció la pandemia de la COVID-19, producida por el virus SARS-CoV-2, se ha evidenciado una tensión colectiva por el confinamiento, la ansiedad por el futuro y el devenir de los ciudadanos sobre todo por la situación económica, que ha afectado a miles de familias colombianas.

Para el segundo trimestre del 2020, la cuarentena y las restricciones preventivas del Gobierno, dejaron en los ciudadanos graves secuelas psicológicas, entre las que se destacan la ansiedad, el estrés, dolor emocional por la pérdida de seres queridos y la incertidumbre de un contagio. 

En el caso particular de la consulta odontológica, se buscaron alternativas como migrar a mecanismos remotos de atención para categorizar emergencias y urgencias que garantizarán un servicio oportuno a las personas.

Para Isadora Blanco Pérez, docente del programa de Odontología de Areandina seccional Pereira, durante ese periodo, se reactivaron los servicios de forma progresiva en donde se evidenció el aumento acelerado de consultas por dolores en la cara, el área de los músculos faciales y fractura de los dientes. 

“Pareciera que tenemos un ambiente de estrés desde los hogares que está acelerando problemas de origen emocional que repercute en la salud bucodental”, asegura Blanco.

 

Desórdenes dentarios

Rechinar, chasquear o chocar los dientes es lo que se conoce científicamente como “Bruxismo”. De acuerdo con la académica, “este término se le asigna a una patología cuya etiología no ha sido identificada todavía, pero lo que sí se sabe hasta la fecha es que guarda una estrecha relación con desórdenes psicológicos que tiene repercusión grave en los dientes de los individuos; ya que ocurre generalmente de manera involuntaria por las noches y en algunos casos de día”. 

De ahí que los pacientes con bruxismo experimentan modificaciones importantes en los dientes (destrucción y movilidad), fatiga, dolores de cabeza y de los músculos maseteros, pterigoideos internos y temporales, trapecios entre otros.

Algunos autores han demostrado que el bruxismo es uno de los desórdenes funcionales dentarios más prevalentes, complejos y destructivos que existen, ya que desgasta el esmalte inicialmente, siendo este el signo más importante de esta patología.

 

Movimiento involuntario

De acuerdo con Blanco, “los pacientes suelen ejercer gran fuerza de manera descontrolada creando una lesión en los momentos de tensión durante la vigilia o el sueño”. Un ejercicio involuntario que combinando fuerzas excesivas con la falta de conciencia del paciente, generan daño y dan como consecuencia la enfermedad.

A la fecha no existe un tratamiento al 100% efectivo para el manejo de esta patología, ya que depende de la condición bucal de cada paciente. Sin embargo, si una persona presenta dolor facial, sensación de ardor en los dientes al momento de despertar o fractura de algún diente, debe acudir al profesional de la salud de odontología con el fin de evaluar la sintomatología de comprobar que corresponde a un diagnóstico de bruxismo. “En el 90% de los casos se le indica una férula miorelajante a su medida para usar por las noches que mejorará la condición, la oclusión y protegerá los dientes del paciente”, agrega Blanco. 

 

Tips para manejar la ansiedad y el estrés

El bruxismo está en aumento debido a los estilos de vida que se derivaron durante la pandemia y aún se desconoce el futuro de esta, que al mismo tiempo, produce estrés y ansiedad. “Está en nosotros buscar herramientas que nos permitan balancear la carga y evitar que esto nos afecte de manera directa nuestra salud bucal y general” puntualiza Blanco. 

 

Recomendaciones unos tips que te ayudarán a poner en práctica el bienestar emocional: *Practica la felicidad: Realiza ejercicios de forma periódica, lee libros y mantén una alimentación saludable. 

*Establece rutinas: Crea hábitos que permitan tener tiempos de relajación. 

*Pausas activas: Haz un alto en tus jornadas laborales. Descansa la mente y el cuerpo al menos 10 minutos en las mañanas y en las tardes.

*Practica la auto terapia de relajación profunda: Inhala exhala aire de forma pausada, así el cuerpo y la mente podrán relajarse.

*Evita la infoxicación: Si te sientes angustiado(a) por lo vivido a causa de la crisis sanitaria, procura no ver noticias por largos periodos.

*Pide ayuda de expertos: Si sientes que no puedes controlar el estrés o la ansiedad, consulta con un experto en terapia emocional y evita la automedicación.

Compartir