Lavarse las manos reduce en un 50 % las probabilidades de contagio de COVID-19

El Coronavirus ha llegado a Colombia y como de esperarse el miedo generalizado vino a acompañarlo, sin embargo aunque es una situación delicada, es necesario estar bien informado para evitar entrar en pánico y como consecuencia realizar acciones que si pondrían en riesgo nuestra salud y de las demás personas.

Inicialmente es necesario aclarar que los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus Covid-19.

Esta es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

No es letal

Como lo explica el médico epidemiólogo Juan José Montoya Martínez, es importante reconocer que este virus no es letal en al menos el 80 % de la población que pueda estar contagiada, si bien hay la posibilidad de tener un contagio asintomático, es decir podría no sentirse enferma o presentar unos síntomas muy leves y con esta misma facilidad el virus sale de su organismo.

“El asintomático no va a tener un cuadro clínico no va a tener síntomas de expresión de enfermedad y no necesita ninguna intervención sobre su salud individual y si bien es una persona que puede ayudar en la propagación, posteriormente también puede generar el control de la misma ya que cuando pasa cierto tiempo favorece es la protección de los demás porque superó una fase de la infección, ese tipo de personas no van a ser detectables y no necesitan ningún tratamiento clínico. El sistema inmune reconoce el virus, tiene una construcción de anticuerpos que permiten defenderte cotidianamente de él y puede seguir con sus actividades normales”, expresó el especialista.

Por otro lado se encuentra el 15 % de la población afectada, quienes podrían presentar un cuadro de infección respiratoria fuerte, pero no quiere decir que necesariamente tenga que tener una atención hospitalaria, presentan síntomas como fiebre y tos, que pueden ser tratados en su casa teniendo las precauciones necesarias.

Finalmente, explica Montoya, está el 5 % de población que esta contagiada con el virus que son quienes presentan un cuadro cebero de la enfermedad llegando a desarrollar una neumonía, en donde el paciente debe ser atendido clinicamente ya que puede presentar dificultad para respirar y es un cuadro que esta concentrado en unos grupos poblacionales específicos, como los adultos mayores con enfermedades de base como, condiciones cardiovasculares crónicas, enfermedades pulmonares crónicas o enfermedades que causen depresión del sistema inmune, por ejemplo una persona con un cáncer o algún tipo de enfermedad auto inmune.

Manejo de la enfermedad

Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual.

En cuanto al manejo de la enfermad el epidemiólogo explica que en caso de tener una infección, como lo presenta la mayoría de las personas, debe estar en cuarentena en casa, en donde se hará manejo asintomático, esto con el fin principalmente de evitar la propagación de la enfermedad.

En caso de que la personas presente los síntomas característicos del Covid-19, el tratamiento se hará igualmente en casa, haciendo manejo de los síntomas, tratando la fiebre y la tos, los cuales podrían tener una prolongación de 11 días.

“En estos casos no es necesario un manejo clínico y esto lo informamos también con el fin de que los centros hospitalarios no colapsen y los recursos puedan ser utilizados de manera optima y puestos a disposición de quienes realmente lo necesitan” explicó el médico.

Si la persona presenta un cuadro severo, con dificultad para respirar, fiebre más fuerte, deshidratación e inapetencia , debe recibir tratamiento clínico en donde se utilizarán medidas de soporte como hidratación, oxigenación y si el cuadro empeora, medidas de soporte ventilatorio e igualmente debe estar en un entorno de aislamiento.