Día Mundial de la Salud, un llamado a adoptar buenos hábitos

En 1948, la Asamblea Mundial de la Salud proclamó el 7 de abril como Día Mundial de la Salud. Esta fecha fue escogida en conmemoración a la fundación de la Organización Mundial de la Salud, OMS, y con la necesidad de crear conciencia sobre las enfermedades mortales mundiales y crear hábitos sanos en las personas.

“Cada año la OMS define una línea por las cuales se conmemora el día, para este año el propósito es avanzar en la equidad de los servicios de salud teniendo en cuenta que la pandemia ha desnudado la inequidad tan grande que hay a nivel mundial”, dijo Olga Lucía Zuluaga Rodríguez, directora ejecutiva de la Asociación de Hospitales de Risaralda, AHR.

El año pasado el Día Mundial de la Salud sorprendió en pleno confinamiento estricto decretado en la mayoría de los países del mundo, debido a la grave pandemia del Covid-19.

Por su parte, este 2021, la OMS pone el acento en las desigualdades que existen y que condenan a las poblaciones más pobres, a la enfermedad.

La salud vs Covid-19

La salud mental es un tema álgido que prevalece, la misma se ha visto altamente impactada debido al virus Covid-19.

“De acuerdo a las estadísticas, los problemas de salud mental en Risaralda se han incrementado en un 30%, según los registros de las líneas amigas que se activaron el año pasado para la atención a las personas. Puesto que ha surgido y ha aflorado la depresión, el nerviosismo, la ansiedad y la angustia; esto sumado al encerramiento que desafortunadamente agudizó la violencia intrafamiliar”, expuso Zuluaga.

Estos efectos en salud mental también los viven quienes sufrieron los contagios, permanecieron días y hasta meses en recuperación, incluso en Unidades de Cuidados Intensivos, UCI, impacto que golpea el ánimo de cualquier paciente y las familias, pues se suman más preocupaciones, miedo y la ansiedad de lo que pueda generarse en el futuro. 

Así mismo se ha visto impactada la salud mental de los profesionales en medicina, quienes han tenido que doblar sus jornadas, de vivir diariamente diferentes altibajos originados por la gran cantidad de pacientes que tienen que atender, además, las preocupaciones para evitar el contagio y llevar el virus a sus hogares.

Condiciones 

En todo el mundo, algunos grupos luchan por llegar a fin de mes con pocos ingresos diarios, tienen peores condiciones de vivienda y educación y menos oportunidades de empleo, experimentan una mayor desigualdad de género y tienen poco o ningún acceso a entornos seguros, agua y aire limpios, seguridad alimentaria y servicios de salud. Todo ello provoca sufrimientos innecesarios, enfermedades evitables y muertes prematuras. Y perjudica a la sociedad y la economía.

Los retos

“Se genera la necesidad de revisar y proyectar el manejo de una adecuada vacunación a nivel local y nacional y no olvidar todos los problemas tradicionales o que normalmente tiene el sector salud, las cuales deben ser abordados, como lo son los determinantes sociales y la salud mental la cual se ha aflorado con la pandemia y que debe ser puesta sobre la mesa permanentemente”, indicó la directora ejecutiva.

En los últimos años, las campañas de la OMS han trabajado para fomentar que la sanidad llegue a todos los rincones del planeta, posibilitando que las personas puedan tener la atención sanitaria cuando lo necesitan en el seno de su comunidad, que no tengan que desplazarse largas distancias para obtenerla, y que sea asequible para las familias.

A pesar de ello, muchas personas siguen sin tener acceso a una atención sanitaria de calidad, e incluso ocurre que muchas personas se ven obligadas a elegir entre la salud, y otros gastos cotidianos, como alimentos e incluso un techo.

La funcionaria hizo énfasis a trabajar en equipo no solo por la salud mental y bienestar de los usuarios y todo el personal médico, sino la humanización en la prestación de los servicios, un tema necesario en todas las instituciones del sector salud, lo cual ayuda a disminuir los niveles de estrés con el que llegan las personas a los centros de salud, tanto clínicas como hospitales.

Así pues, la invitación para todos los establecimientos de salud y entes gubernamentales es a aunar esfuerzos para garantizar la salud y el bienestar de las personas.

Vacunación en Risaralda 

Lastimosamente con el incumplimiento del laboratorio Sinovac, tocó suspender toda la vacunación para las personas mayores de 70 años; esperamos que el 12 de abril que lleguen las nuevas dosis, se pueda ampliar la vacunación. El Gobierno Nacional lo que hizo fue una redistribución de las dosis asignadas y priorizó y garantizó la vacunación en los mayores de 80 años en la segunda dosis”, explicó la funcionaria.

En los municipios del departamento de Risaralda se han presentado dificultades por la alta ruralidad y los temores de algunos individuos y comunidades indígenas que no quieren vacunarse (como en Mistrató y Pueblo Rico). Lo cual genera riesgo para dichas comunidades y las demás personas.

Compartir

Deja un comentario