20.4 C
Pereira
viernes, agosto 12, 2022

Consumir alimentos de manera responsable por el medio ambiente

Es tendencia

- Advertisement -

En el mundo cerca de 1.300 millones de toneladas de comida terminan en los botes de basura, desperdicios que terminan generando gases de efecto invernadero, afectando el medio ambiente.

Uno los objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) del que habla a nivel mundial, tiene que ver con el consumo y producción de alimentos de manera responsable, es a través del mismo que buscan generar compromisos en las naciones y en la población sobre la importancia de cuidar los recursos naturales y desvincular el crecimiento económico de la degradación medioambiental.
La dietista, nutricionista e investigadora española Xènia Sinfreu explicó durante su conferencia organizada por la Universitat Carlemany, que de la forma en que consumimos los alimentos depende de la manera en que estos se producen, “tenemos que ser conscientes de que el modelo actual es completamente insostenible”, no solo el consumo sino también la producción, porque estas prácticas están entrelazadas, ya que “un consumo excesivo conlleva una producción excesiva. La producción siempre responde a la demanda del consumidor”. Tenemos que ser conscientes de que además del producto que consumimos, su producción está vinculada a la explotación de recursos naturales, energéticos y químicos. Por ejemplo, cuando tiras a la basura un huevo no solo estás tirando ese huevo sino hasta 200 litros de agua que se utilizaron para su producción.
Colombia
Según el Fondo Mundial para la Naturaleza, en Colombia se calcula un desperdicio de alimentos de 1,5 millones de toneladas anuales, en el mundo aproximadamente el 40% de la comida que se produce no se consume, lo que representa el 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero globales siendo el desperdicio una amenaza.
Las Naciones Unidas confirmó que un tercio de toda la comida producida, que se estima es el equivalente a 1.300 millones de toneladas, acaba pudriéndose en la basura de los consumidores, o estropeándose debido a un mal proceso de transporte y unas prácticas de recolección deficientes.

Qué hacer

De acuerdo con la experta, hay pequeñas acciones que podemos hacer en nuestro día a día, pequeños gestos que podemos ir incorporando en nuestra vida cotidiana, en nuestros hogares, para avanzar hacia la sostenibilidad entre ellos:

Consumo de proximidad y de temporada. Si adquirimos productos de temporada y apoyamos al productor local evitamos una inversión energética y en transporte, de esta manera cuidamos el medio ambiente y la salud, pues los productos frescos, tienen la mayor cantidad de nutrientes.

Planificar las comidas y organizar la despensa y la nevera: Con el desarrollo de un menú y una lista de compras nos aseguramos de adquirir solo lo que necesitamos y evitamos comprar en exceso. En nuestra despensa podemos organizar los alimentos colocando más visibles los alimentos con fechas de caducidad más próximas para evitar el desperdicio. Igualmente, organizando nuestra nevera podemos darle una vida más larga a los alimentos que necesitan, por ejemplo, una mayor refrigeración si lo ponemos en la parte más fría.

Comprar a granel y aprovechar las sobras. Cuando compramos a granel ahorramos empaques, así también podemos comprar exactamente lo que vamos a consumir. Esta es una tendencia que va en auge y que viene acompañada de usar menos plásticos y más bolsas reutilizables. En el caso de los sobrantes, podemos reutilizarlos en otras recetas en lugar de tirarlo.
De esta manera, minimizamos las pérdidas en todos los ámbitos, tanto en la compra y en la producción como en el consumo y podemos aportar desde la nutrición al cuidado del medio ambiente, explicó la docente.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -