17.4 C
Pereira
domingo, junio 26, 2022

Cannabis medicinal: calidad de vida para pacientes con epilepsia

Es tendencia

- Advertisement -

La epilepsia es un trastorno neurológico en el que la actividad cerebral se altera, provocando convulsiones o periodos de comportamiento inusuales y a veces, pérdida de conciencia. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se diagnostican 2.4 millones de casos nuevos de esta enfermedad, muchos de los cuales se dan en niños. Se calcula que actualmente, alrededor de 50 millones de personas padecen epilepsia en el mundo.

Aunque esta patología neurológica se puede presentar en personas de todas las edades, existe mayor incidencia al comienzo y al final de la vida, aquejando así a niños y adultos mayores en muchos de los casos. La epilepsia es una enfermedad crónica no transmisible de tipo neurológico, que afecta a personas de todas las edades.

En el país

Según la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE por sus siglas en inglés), entre 2015 y 2019, se identificaron 767.251 personas con epilepsia en Colombia y, a pesar de los medicamentos, un tercio de las personas con esta patología continúan teniendo crisis epilépticas, explica el neurólogo pediatra y epileptólogo de la Clínica Zerenia, Edwin Forero.

Si bien la epilepsia se puede tratar con la combinación de varios medicamentos anticonvulsivos, 1 de cada 3 pacientes no responde al tratamiento farmacológico convencional. Este grupo de pacientes resistentes a los medicamentos se diagnostican con Epilepsia Refractaria y no sólo tienen dificultades manejando sus ataques convulsivos, sino que su calidad de vida se ve profundamente afectada por el padecimiento, al igual que la de sus cuidadores y familiares.

En los últimos años y a medida que las distintas regulaciones lo han ido permitiendo, ha surgido una nueva esperanza para tratar a los pacientes diagnosticados con epilepsia: el cannabis medicinal.

Cannabis

Los estudios clínicos y experiencia práctica han evidenciado que el Cannabidiol o CBD, uno de los principales componentes de la planta del cannabis, tiene propiedades anticonvulsivas que ayudan a reducir los ataques epilépticos en frecuencia y duración de manera considerable.

“Dentro de las opciones farmacológicas disponibles para su tratamiento, se ha encontrado en el cannabis medicinal una herramienta adicional para el tratamiento de epilepsias de difícil manejo o refractarias, dado su mecanismo de acción el cual es diferente a los medicamentos anticonvulsivantes tradicionales y que en muchos casos permiten lograr efectividad en la reducción de crisis”, afirmó Forero.

Las cifras muestran que en más del 65 % de los pacientes pediátricos diagnosticados con epilepsia refractaria y tratados con CBD, se ha reducido considerablemente los episodios convulsivos. Adicionalmente, el tratamiento con cannabinoides ha mostrado mejoras en la función cognitiva y psicomotriz de los pacientes, así como en el control de la ansiedad asociada a la enfermedad.

Un caso que se ha venido dando a conocer en Colombia es el de Rodrigo Lañas o “el papá de las gemelas fantásticas”. Luego de que sus hijas nacieran prematuramente con varias complicaciones neurológicas y una de ellas fuera diagnosticada con epilepsia refractaria, Lañas, guiado por su amor de padre, encontró en el cannabis medicinal una opción terapéutica para miles de niños con este diagnóstico en el país, incluyendo a su pequeña Antonia. “Probamos hasta cinco medicamentos diferentes a dosis plena y ella seguía convulsionando. Podía convulsionar hasta cinco veces al día, cosa que para unos padres es muy difícil de ver”, contó el papá de las menores, quien en ese momento decidió aprender más sobre el diagnóstico y sus opciones terapéuticas.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -