19.4 C
Pereira
domingo, noviembre 27, 2022

Acromegalia,enfermedad que transforma el rostro y extremidades

En noviembre se conmemora el día mundial de esta enfermedad que afecta a cerca de tres mil personas en el mundo, y que puede diagnosticarse de forma temprana incluso cinco años previos a la confirmación.

El 1 de noviembre se conmemoró el Día Mundial de la Acromegalia, trastorno endocrino poco frecuente, relacionado con la producción excesiva de hormona del crecimiento (GH), el cual se presenta entre 40 a 70 personas, por cada millón de habitantes al año.
Se estima una incidencia de la enfermedad de 2.000 a 3.000 casos, agrega el doctor Alejandro Román González, especialista en endocrinología clínica y metabolismo del Hospital Universitario San Vicente Fundación de Medellín.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, NIH, “la acromegalia es un trastorno que ocurre cuando el cuerpo produce demasiada hormona del crecimiento, la cual se produce principalmente en la glándula pituitaria, y esta controla el crecimiento físico del cuerpo”.

La acromegalia se diagnostica con mayor frecuencia en adultos de mediana edad, pero los síntomas pueden aparecer a cualquier edad.

Los primeros signos de alarma de esta enfermedad generalmente inician cuando los anillos empiezan a quedar pequeños, o cuando se tienen que cambiar la talla de los zapatos a una más grande.

El especialista en endocrinología clínica, advierte que, esta es una enfermedad que afecta principalmente a la cara y las extremidades, “los pacientes tienen cambios en su cara, aumenta el tamaño de las manos y pies, de ahí el nombre de acro (extremidades) y megalia (grande). De igual manera, estas manifestaciones pueden ir acompañadas de dolor de cabeza, sudoración y dolor articular”. Se debe considerar que, dada la sutilidad en los cambios físicos, el diagnóstico de la enfermedad puede ser de hasta 5 años para su confirmación.

Tumor

Pese a que, en más de 9 de cada 10 casos, la acromegalia es causada por un tumor en la glándula pituitaria, llamado adenoma pituitario, también, aunque raramente, la causa puede ser un tumor en otra parte del cuerpo. Si bien, los científicos no saben qué causa el desarrollo de estos tumores, los factores genéticos pueden desempeñar un papel importante, pues, en adultos jóvenes, la acromegalia se ha relacionado con defectos en ciertos genes, indica el NIH.

Es necesario decir que, “la enfermedad también tiene consecuencias reumatológicas, cardiovasculares, respiratorias y metabólicas que determinan su pronóstico”, así lo indica el portal Orphanet.

María Fernanda Velasco, directora médica de Pfizer en Colombia, hace un llamado sobre la importancia de aprender a reconocer la enfermedad, con el fin de reducir el retraso en el diagnóstico, ya que, si se logra un adecuado control hormonal de la enfermedad, la esperanza de vida puede ser similar a la de la población general. No obstante, es de reconocer que, incluso si los pacientes se curan o están bien controlados, las secuelas, que incluyen dolor articular, deformidades y alteraciones de la calidad de vida, suelen permanecer.

Para el doctor Román González, la acromegalia puede ser la causa de complicaciones en la salud, y hasta la muerte. Esto se debe a que puede empeorar o desarrollar:

· Hipertensión arterial
· Apnea del sueño
· Falla cardíaca
· Osteoporosis
· Fracturas
· Ausencia de menstruación
· Descenso en la testosterona
· Colesterol elevado

Artículo anteriorLa Plaza de Bolívar
Artículo siguienteQué mala es la improvisación

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -