13.5 C
Pereira
miércoles, julio 24, 2024

Acromegalia: un trastorno que no debería pasar desapercibido

Cada mes de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Acromegalia. De acuerdo con datos científicos, el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de Estados Unidos, NIDDK por sus siglas en inglés, determina que alrededor de 3 a 14 de cada 100.000 personas han sido diagnosticadas con esta enfermedad. Es de considerar que demasiada hormona del crecimiento en los niños, causa una condición llamada gigantismo en lugar de acromegalia.

La Organización Nacional de Enfermedades Raras, NORD por sus siglas en inglés, indica que, “la acromegalia es un trastorno adquirido poco común, de progresión lenta que afecta a los adultos y se presenta cuando la glándula pituitaria produce demasiada hormona del crecimiento, GH”.

La glándula pituitaria es una pequeña glándula ubicada cerca de la base del cráneo, es allí donde se almacenan varias hormonas para después liberarlas al torrente sanguíneo, según las necesidades del cuerpo; estas hormonas se encargan de regular diferentes funciones.

El doctor Henry Tovar Cortés especialista en Medicina Interna y Endocrinología, actual presidente nacional de la Asociación Colombiana de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo, señala que “la acromegalia es una enfermedad insidiosa, por lo que pueden pasar de 2 a 10 años desde que inician los síntomas hasta que se diagnostica la enfermedad”.

Pese a que en Colombia no hay estadísticas actuales, se estima que las cifras sean similares a las de la población mundial, donde su incidencia es de 3 a 4 casos por millón de habitantes, una prevalencia de 50-70 casos por millón de habitantes, indica el especialista.

“La acromegalia se presenta después de los 18 años cuando se han cerrado los cartílagos de crecimiento, cuando la enfermedad se presenta en menores de 18 se llama gigantismo, lo que lleva al aumento de la talla. Cuenta de ello es que en la historia se han encontrado personas que han llegado a medir hasta 2 metros con 70, en Colombia hemos tenido personas que han medido entre 2 metros hasta 2 con 20”, indicó el especialista al Diario TV.

Preste atención a las señales
* Los síntomas de la acromegalia pueden variar de persona a persona, sin embargo, existen cambios comunes en la apariencia física, que incluyen:
* Aumento o hinchazón de las manos y los pies; es posible que note un cambio en el tamaño del anillo o del zapato, especialmente el ancho del zapato.
* Agrandamiento de los labios, la nariz y la lengua.
* Cambios óseos: la ceja y la mandíbula inferior sobresalen, el puente de la nariz se agranda y el espacio entre los dientes aumenta.
* Piel gruesa, áspera y grasosa.
* Aumento de la sudoración y el olor de la piel.
* Engrosamiento de la voz.
* Acrocordones: crecimientos de piel pequeño, generalmente carnoso que tiene una superficie elevada y puede agrandarse u oscurecerse.
* Dolores de cabeza y/o en las articulaciones.
* Problemas de la vista.

Tenga en cuenta que, “los cambios externos e internos que produce la excesiva secreción de la hormona de crecimiento a causa de un tumor hipofisario ocasiona trastornos físicos múltiples y afectación psicológica, esta última por los cambios notorios de la apariencia física de los pacientes”, afirmó el doctor Henry Tovar.

Destaca la Organización Nacional de Enfermedades Raras que “la acromegalia es un trastorno poco común que afecta a hombres y mujeres en igual número. Sin embargo, debido a que los síntomas de la acromegalia pueden desarrollarse lentamente, el trastorno a menudo puede pasar desapercibido y, por lo tanto, puede estar infradiagnosticado, lo que dificulta determinar la verdadera frecuencia de la acromegalia en la población general”.

Esta enfermedad se caracteriza por la aparición de anormalidades en el rostro, nariz, labios y lengua, crecimiento de manos y pies y algunas alteraciones internas del organismo.

Vale mencionar que en los adultos los casos son esporádicos, no son hereditarios, por su parte en los niños se ve asociado en algunas oportunidades en la mutación de algunos genes y se puede heredar por familias.

Por lo anterior, el especialista en endocrinología dijo, “es importante contar un diagnóstico y tratamiento oportuno y adecuado, pues la enfermedad no tratada puede presentar múltiples complicaciones en todo el organismo, tales como: efecto de masa local que puede ocasionar ceguera, parálisis de nervios craneales, complicaciones cardiovasculares, respiratorias, intestinales y osteoarticulares reproductivas y psicológicas, entre otras”.

Tratamiento
Según Tovar, “una vez se diagnostica la enfermedad, se determina el exceso de esta hormona, se hace una resonancia nuclear magnética de la cabeza, se identifica el tumor, y el tratamiento de elección es la cirugía, la cual, en la mayoría de los casos, debe ir acompañada de unas inyecciones que se colocan mensualmente y dicho tratamiento se prolonga en el tiempo”.
A nivel nacional lamentablemente la proporción de curados es muy baja, hay personas que no están en control y otras que no están diagnosticadas de allí la importancia de sensibilizar a toda la comunidad.

Por ello la invitación es a consultar ante alguno de los signos de alerta para que los médicos generales puedan remitir a tiempo a los especialistas en endocrinología.

Signos predominantes
Uno de ellos es la sudoración excesiva en las personas, se presenta en la mañana, tarde y noche. Quienes usan anillos notan que estos no le van porque hay un crecimiento exagerado de las manos y en los pies aumenta el tamaño del calzado, una persona después de los 18 años de edad no tiene por qué aumentar la talla.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -