22.4 C
Pereira
martes, junio 25, 2024

Enfermedades de la piel en perros y gatos

Las enfermedades de la piel en animales son una de las causas más frecuentes de visitas al veterinario. Estas afecciones no solo afectan la calidad de vida de las mascotas, sino que también pueden ser indicativas de problemas de salud. Con una variedad de síntomas y causas, es importante que los propietarios de perros y gatos comprendan los signos, tratamientos y medidas preventivas para mantener la salud dermatológica de sus compañeros caninos.

“Las enfermedades de piel son muy diversas, pueden ir desde una picadura de pulga, ácaros o garrapatas que son parásitos externos, hasta procesos de alimentación, procesos ambientales, incluso están las neoplasias que son enfermedades relacionadas con tumores” Juan Miguel Pineda, médico veterinario zootecnista y cofundador de Integral Vet Eje Cafetero.

Síntomas comunes en mascotas

Los caninos y felinos pueden mostrar una amplia gama de síntomas cuando sufren de problemas dermatológicos. Los signos más comunes incluyen picazón persistente, enrojecimiento, pérdida de pelo, presencia de costras o llagas, y mal olor. El rascado constante, el lamido excesivo y el frotamiento contra objetos también son indicativos de que el perro podría estar sufriendo de una afección cutánea.

“Uno de los signos más comunes que muestran es el prurito o picazón, ahí es cuando se deben prender alarmas, revisarlos, ver que no tengan ninguna lesión o algo raro en el pelaje, también, cuando se revuelcan mucho en el piso o se rascan en las paredes, lo demás es visual, cuando se empieza a ver partes sin pelo, pulgas o garrapatas y siempre lo más recomendable es asistir al veterinario” añadió el veterinario.

Causas de las enfermedades de la piel

Las enfermedades de la piel en perros pueden tener diversas causas, las más comunes son las alergias ya que, las mascotas pueden ser alérgicas a diversos elementos, incluyendo alimentos, picaduras de pulgas, productos químicos y ambientales como el polen y el moho, por otro lado, están las infecciones bacterianas y fúngicas que pueden causar irritación y daño a la piel, la pioderma y la dermatitis por hongos.

Sin embargo, los parásitos como pulgas, garrapatas y ácaros pueden causar una irritación intensa y conducir a enfermedades como la sarna, asimismo, se encuentran los problemas hormonales, como el hipotiroidismo y la enfermedad de Cushing, pueden manifestarse a través de problemas en la piel.

Finalmente, las condiciones autoinmunes que son enfermedades como el lupus y la pemphigus que pueden provocar lesiones cutáneas y pérdida de pelo o factores hereditarios ya que, algunas razas son más propensas a desarrollar enfermedades de la piel debido a factores genéticos.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico de las enfermedades de la piel en perros a menudo requiere una combinación de examen físico, historial médico y pruebas específicas. Los veterinarios pueden realizar raspados de piel, cultivos, biopsias y pruebas de alergia para identificar la causa subyacente de la afección cutánea.

El tratamiento varía según la causa del problema. Las infecciones bacterianas pueden requerir antibióticos, mientras que las infecciones fúngicas pueden necesitar antifúngicos. Los parásitos se tratan con medicamentos antiparasitarios específicos. Para las alergias, los veterinarios pueden recomendar cambios en la dieta, medicamentos antihistamínicos, y en algunos casos, inmunoterapia.

Además, los tratamientos tópicos como champús medicados, cremas y lociones pueden proporcionar alivio sintomático y acelerar la recuperación de la piel afectada. En casos de enfermedades crónicas o autoinmunes, puede ser necesario un tratamiento a largo plazo con medicamentos inmunosupresores.

“Es muy normal que los perros y gatos lleguen por procesos de hongos, el procedimiento a seguir es un raspado de piel y la examinación completa del animal, se determina que puede suceder y así recomendar el tratamiento más adecuado, con pastas, controles veterinarios entre otros” precisó Juan Miguel.

Prevención y cuidado

La prevención de las enfermedades de la piel en perros implica una combinación de cuidados regulares y atención preventiva. Algunas medidas efectivas son mantener una buena higiene, bañar al perro con regularidad usando productos adecuados para su tipo de piel y pelo, el control de parásitos, usar tratamientos preventivos contra pulgas, garrapatas y ácaros, brindar una dieta balanceada que fortalezca el sistema inmunológico del perro y mantenga su piel y pelo saludables.

También, chequeos veterinarios regulares, ya que pueden ayudar a detectar y tratar problemas de piel antes de que se agraven y proporcionarles un ambiente limpio libre de alérgenos y agentes irritantes.

Importancia de la concienciación

Es fundamental que los propietarios de perros sean conscientes de la importancia de la salud dermatológica de sus mascotas. Las enfermedades de la piel no solo causan incomodidad y dolor a los perros, sino que también pueden ser una señal de problemas de salud más graves. La educación y la prevención son clave para garantizar que los perros vivan vidas saludables y felices.

“Lo más importante es la prevención, y no esperar hasta que las mascotas estén en un punto crítico para poder tomar acciones” concluyó.

Las enfermedades de la piel en perros son un problema común, pero manejable con el cuidado adecuado y la intervención oportuna. Los propietarios deben estar atentos a los signos de problemas dermatológicos y buscar atención veterinaria cuando sea necesario. Con una combinación de prevención, diagnóstico temprano y tratamiento adecuado, es posible mantener la piel y el pelaje de los perros en óptimas condiciones, mejorando su bienestar general y su calidad de vida.

Acerca de los tumores
“Los tumores en su mayoría comienzan a desarrollarse en una fase de la piel, hay diversidad de tumores y comienzan a aparecer a ciertas edades seniles de las mascotas, dentro de los tumores, lo más normal es comenzar con un protocolo de descubrimiento de que tipo de celularidad hay, ya que son la multiplicación anormal de células y a partir de esto evaluar si es extraible o estudiar el problema”.

 Prevención
“Un elemento preventivo es utilizar pastas para el proceso de los parásitos externos, por otro lado evitar el uso de productos como talcos, lociones, entre otros, ya que producen alergias y les genera malestar en la piel en algunas ocasiones, son productos a utilizar con mucho cuidado”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -