Tendencias de la educación virtual para el 2020

La Educación virtual es una modalidad de enseñanza que desde su llegada ha tenido múltiples beneficios en el proceso de aprendizaje de millones de estudiantes alrededor del mundo, por ello son cada vez más las instituciones que la han implementado. De acuerdo con el Online Business School, se calcula que el mercado del e-learning experimentará un crecimiento anual del 7.6% al 9.6% hasta 2020 y que se mantendrá en constante aumento.

A. El micro-Learning

Consiste en generar aprendizaje a través de pequeñas píldoras de conocimiento, método que se puede implementar en diferentes dispositivos aumentando la efectividad en la recepción de la información, reduciendo las brechas de conocimiento y resultando muy motivador para los estudiantes.

B. Collaborative Learning

Esta tendencia se fortalecerá a través de espacios en los que los estudiantes puedan desarrollar habilidades individuales y grupales a partir de la discusión en conjunto, lo que genera aprendizaje en diversas áreas gracias a la interacción de los miembros. Esto potencia la resolución de problemas, el logro de objetivos académicos, la comunicación,el compromiso y la capacidad de innovación en los estudiantes, generando experiencias de aprendizaje más activas y enriquecedoras.

C. Realidad Mixta

Esta tendencia se basa en introducir contenido 3D en los escenarios del mundo real, vinculando la realidad virtual y realidad aumentada, es decir, espacios en los  que  interactúan objetos y personas tanto reales como virtuales. Esto permite brindar una formación mucho más práctica para los estudiantes donde pueden aplicar su conocimiento y realizar experimentos en vivo. Así, por ejemplo en un clase de arte el estudiante puede observar mediante unas gafas 3D los elementos de su obra y transmitir cualquier modificación que sea necesario realizar de manera mucho más precisa e interactiva.

D. Inteligencia artificial

Esta tendencia permite la creación de sistemas que se adapten a los diferentes estilos de aprendizaje, generando contenidos  cada vez más personalizados . Es decir, de acuerdo a las decisiones que los estudiantes tomen (navegación, accesos, etc) se puede predecir su comportamiento, identificar necesidades de mejora e implementar material didáctico específico.