Pasos para que no lo suplanten en WhatsApp

Las historias de suplantación en WhatsApp se están repitiendo cada vez con más frecuencia. Cada día, cientos de usuarios reportan que sus nombres, fotos y números de línea están siendo utilizados por delincuentes que, en la mayoría de los casos, solicitan colaboraciones económicas utilizando todo tipo de engaños.

Los delincuentes se valen de mensajes de texto con links maliciosos que permiten el robo completo de la información personal del usuario. Sin embargo, ¡hay formas de prevenirlos!  Expertos de seguridad en la información de Tigo comparten estos tres sencillos pasos para evitar los fraudes y suplantaciones por WhatsApp:

  1. Activar la verificación en WhatsApp

WhatsApp tiene una función para que haya una verificación de dos pasos antes de acceder a la cuenta. Cuando el usuario activa la función de en dos pasos, cualquier intento de ingreso requiere de un PIN de seis dígitos que sólo el dueño de la línea habrá creado.

Para habilitar la verificación en dos pasos:

  • Abra WhatsApp
  • Entre en Ajustes
  • Dentro de ajustes busque Cuenta
  • El usuario verá entre las opciones ‘llamada Verificación en dos pasos’
  • Accione Activar

Los ataques que se replican por WhatsApp son simples y efectivos.

En la configuración de seguridad de la aplicación de mensajería se pueden activar algunas funciones para prevenir los ataques de los delincuentes.

  1. Cuidado con los SMS

Cuando tenga el código de verificación que suministra WhatsApp es importante que nunca envíe números de verificación mediante mensajes de texto (SMS). Ni siquiera a sus contactos más cercanos.

De esta manera, los usuarios evitarán que su clave de verificación se conozca y no haya posibilidad de que los delincuentes accedan a la cuenta de manera fraudulenta.

  1. Avise a sus contactos si fue víctima

Si conoce que la cuenta de WhatsApp fue suplantada lo más recomendable es que dé aviso a todos los contactos utilizando llamadas, redes sociales o estados. Solicite que se abstengan de responder mensajes por medio de esta plataforma. Así se puede cortar la cadena de engaños.

¿Cómo la identidad digital puede mejorar vidas en un mundo post- Covid-19?

Con el distanciamiento social como regla básica y la necesidad de garantizar una continuidad de los negocios, empresas de todos los tamaños y sectores han migrado sus productos y servicios a ecosistemas 100% digitales.

En la identidad digital, el acceso remoto a certificados legales, servicios médicos y productos financieros pasaría de ser una tendencia a una realidad permanente para el grueso de la población.

Con la apertura de nuevos servicios digitales también han aparecido nuevas preocupaciones. La seguridad, privacidad y tratamiento de los datos son los principales ítems que se consideran en la actualidad antes de acceder a cualquier producto o servicio de forma digital.

Las entidades públicas y privadas tendrán mayor eficiencia en sus procesos de auditoria, controles de aforo y eficacia en la gestión de la información preexistente de sus clientes.

En un mundo post-Covid, las interacciones y diligencias remotas serán parte de la nueva normalidad: desde pruebas de salud vinculantes para que una persona pueda ingresar a lugares físicos o abordar un avión, hasta certificados de educación y trabajo emitidos de forma electrónica, o incluso la firma de contratos inmobiliarios a distancia.

El usuario en el centro de todo

La identidad es la pertenencia más valiosa, y así mismo se debe considerar en el mundo online. En el ecosistema de identidad digital, las personas son el punto de partida y también de llegada, pues finalmente son ellas quienes deben decidir con qué empresa realizar un trámite digitalmente, y más importante aún, en qué proporción y para qué compartir sus datos personales.

En el contexto colombiano, el sector bancario es el más avanzado en el proceso de implementación de identidad digital: después de pasar por los sistemas de autenticación (doble token, biometría, entre otros) los usuarios a través de sus smarthpones o PC pueden consultar, transferir y realizar muchas más acciones con sus productos financieros.

El conocimiento de la población y de su identidad digital marcarán la creación de nuevas y mejores políticas de desarrollo para las naciones.

Compartir