Las selfies como estilos de vida

En el año 2002, el australiano Nathan Hope inventó lo que sería una de las palabras de la década al subir una foto de sus labios después de una noche de fiesta, junto al comentario: “lo siento por el enfoque, era una selfie”. En el 2013, se convirtió en la palabra del año y de ahí en adelante, figuras muy destacadas no pudieron escapar de esta tendencia viral.

Este desmedido interés generó la aparición de dispositivos como el selfie stick ideal para capturar este tipo de imágenes en viajes o grandes eventos. Esto también incentivó a los fabricantes de dispositivos móviles, como realme, al incluir en sus dispositivos características que faciliten a sus usuarios el tomar selfies de mejor calidad. Con mejores cámaras frontales, Inteligencia Artificial, filtros, efectos e incluso la posibilidad de crear videos tutoriales tipo selfie, para aprovechar el máximo potencial de este formato.

Funciones que se pueden aprovechar

Siempre es mejor la luz natural

La luz día para tomar la selfie es muy importante. Los expertos recomiendan la luz de la mañana como uno de los mejores momentos para captar estas imágenes, aunque los días opacos y lluviosos también proporcionan buenas oportunidades, ya que la luz no resulta tan agresiva al filtrarse por entre las nubes.

¿Cómo lograr el mejor ángulo?

Encontrar la posición correcta

Posar bien para este tipo de foto es todo un arte teniendo en cuenta que se es fotógrafo y fotografiado al mismo tiempo. La naturalidad y espontaneidad son claves, las posturas forzadas o muy rígidas harán que la foto se vea extraña, ajustar la posición de la cámara del celular es clave y muchos utilizan el truco del hilo negro tomando la foto en picado o con la cabeza inclinada ligeramente hacia abajo. Sin embargo, en algunas ocasiones el contrapicado funciona, aunque depende mucho de cada persona, pero sin duda, una buena sonrisa siempre es la mejor de las ideas.

Para las selfies de cuerpo completo siempre se busca tener una posición natural, puede ser con la espalda recta y con los brazos un poco separado del cuerpo dando cierta flexibilidad y sensación de movimiento. Pero si no se tiene mucha experiencia con este tipo de fotos se pueden explorar diferentes ángulos y posiciones hasta encontrar aquella en la que el cuerpo se vea relajado y logre una mirada sincera y auténtica.

Ser creativo al usar los filtros

La posibilidad de crear una imagen más intensa o dramática, así como de disimular ciertos detalles del rostro es posible con las cámaras frontales. Gracias al filtro de embellecimiento es posible lograr una foto mucho más satisfactoria y con las diferentes opciones como blanco y negro o sepia se obtiene una imagen con un toque distinto. El modo retrato también será un gran aliado de sus fotos siendo capaz de capturar mejor la iluminación y logrando un mayor contraste.

Compartir