La carrera 2030 hacia la sostenibilidad tecnológica

Los líderes en la industria tecnológica han establecido el 2030 como el año meta para garantizar una operación 100% ecológica, ayudados por la innovación e inmediatez traída por la revolución 4.0. De acuerdo con un estudio de las Naciones Unidas (2019) para el 2050 podría haber hasta 120 millones de toneladas de residuos electrónicos como resultado de la producción masiva de productos de la industria tecnológica.

Un compromiso con la sostenibilidad

Uno de los primeros elementos para avanzar hacia una transición ecológica es la ejecución de acciones ESG (por sus siglas en inglés, Environmental, Social and Governance): actividades que son puestas en práctica para que cada paso en la producción tecnológica tenga en cuenta el impacto ambiental, social y los procesos éticos al interior de la organización. Las acciones ESG son claves para no usar a las iniciativas de RSC que aportan a la sociedad (reducción de pobreza, educación, etc), como fuentes de marketing positivo para la organización, sino que son resultados en el desarrollo de la creación tecnológica, que hacen tangible el compromiso con la sostenibilidad.

Para el 2050, según la ONU, podría haber hasta 120 millones de toneladas de residuos electrónicos como resultado de la producción masiva de productos.

+IA – Carbono

No solo en Colombia sino a nivel global, empresas líderes en la industria han puesto en marcha acciones ESG que se encuentran en procesos como el ahorro energético dado por la tecnología Dual Inverter, la cual se encarga de reducir hasta en un 73% el consumo en aires acondicionados, a su vez, el uso de Inteligencia Artificial permite un 70% de ahorro en el caso de, por ejemplo, los refrigeradores. De manera paralela, existen estrategias eficientes para el transporte de productos como la reducción de un 16% en el peso de ciertos televisores, lo que facilita una reducción considerable en el consumo de combustible en un gran número de viajes.

De manera adicional, las empresas realizan esfuerzos para el impulso de la economía circular con lo cual es posible garantizar el reciclaje continuo y el uso de materias primas recicladas para la producción de barras de sonido, la reducción del número de piezas de plástico para la fabricación de televisores y el empleo de empaques reciclables de cartón para el embalaje de todos los productos.

Sostenibilidad ecológica, un asunto de todos

Es necesario reconocer que la sostenibilidad ecológica no solamente debe impulsarse al interior de la industria, sino que los consumidores ahora cuentan con herramientas para verificar el desempeño de las organizaciones y su cumplimiento para los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030.

Compartir