La vida en internet, un tema de cuidado para los menores

Sumergirse en el mundo de fantasía de las redes, debe hacerse con mucha responsabilidad, pero sobre todo entendiendo los riesgos que se corren, por ello es indispensable que los acudientes hablen con los menores edad para fijar unas bases sobre el uso de aplicaciones.

Así como la tecnología ha impregnado todas las facetas de la vida, las redes sociales se han convertido en una parte diaria de ella. Esta es un área en la que los niños no están excluidos, de hecho, hay redes sociales pensadas para ellos a través de las cuales pueden comenzar su experiencia online.

Generalmente, este tipo de redes, son comercializadas como espacios moderadamente seguros, donde los menores pueden interactuar, mientras que los padres pueden supervisar sus actividades.

Buscando que la transición de los menores a redes sociales más centradas en adultos, sea lo más segura y tranquila posible, ESET, compañía líder en detección de amenazas informáticas, analiza algunos puntos que podrían ser de utilidad para que padres y madres discutan con sus hijos antes  que estos se unan a Facebook, Instagram, TikTok u otras redes sociales.

  1. ¿Realmente conoce a esa persona?

“No hables con extraños” es quizás una de las frases que más veces escucha un niño durante su infancia.

Si bien la mayoría de los adolescentes pueden considerar que las redes sociales son más seguras ya que están en línea y que por lo tanto esta regla “no cuenta”, los padres deben comunicar claramente que los riesgos son los mismos y, en algunos casos, incluso pueden ser peores.

Lamentablemente, existen innumerables ejemplos de historias que involucran a adolescentes que fueron víctimas del grooming por acosadores en línea. Para reforzar esta idea, existen múltiples películas y series que abordan el tema de la interacción con extraños a través de Internet.

Es recomendable ver videos educativos para niños y jóvenes para instruirse y que así mismo, que los adultos conozcan cómo programar funciones de restricciones para ciertas páginas y contenidos.

  1. Importancia de la configuración de la privacidad

Las redes sociales actualizan continuamente su configuración de privacidad y seguridad para mantenerse al día con el mayor escrutinio del público en general y de los gobiernos. Por lo tanto, inculcar en los adolescentes un sentido de responsabilidad sobre cómo se manipulan y ven sus datos es muy importante.

Con ese fin, algunas redes sociales comenzaron a introducir herramientas que permiten al usuario hacer una revisión de la configuración de la privacidad en su cuenta. Facebook, por ejemplo, ofrece la “comprobación rápida de privacidad”.

Esta herramienta permite ver el perfil del usuario a través de los ojos de diferentes tipos de espectadores, desde amigos hasta extraños, para que pueda elegir más fácilmente lo que desea compartir y con quién. Otra opción permite auditar quién puede ver sus publicaciones pasadas y futuras.

  1. ¿Está seguro/a de que quiere compartir eso?

Lo que pasa en Internet permanece en Internet. Esto es algo que la mayoría de los adultos tienden a olvidar, aunque deberían tenerlo presente cada vez que consideran compartir algo en Internet.

Este mensaje debería estar muy presente en niñas y niños que planean unirse a las redes sociales dirigidas a adultos. Si quieren publicar o compartir algo, siempre deben pensar cómo se verá reflejado sobre ellos en el futuro. Si bien puede resultar difícil discutir este tema con los adolescentes, es importante.

Una buena regla para aprobar antes de publicar cualquier cosa es que se pregunten qué diría un pariente mayor (un abuelo, por ejemplo), si vieran el contenido.

Desafortunadamente, existe una gran cantidad de ejemplos de cómo los tweets, publicaciones en foros e incluso comentarios en fotos que han sido recolectados del pasado para perseguir a artistas, figuras deportivas y funcionarios públicos por igual.