Conozca las claves para crear una app

La pandemia ha contribuido también a la expansión del mercado mundial móvil. Tanto, que ha crecido en un año lo que se esperaba que hubiera hecho en dos o en tres.

Si usted es apasionado por las apps, fíjese en los tips que Esedesign brinda para crear una app desde cero.

  1. Investigación de mercado: cuantas más preguntas se haga para conocer una posible competencia, mejor. Así obtendrá más pistas sobre qué tipo de entorno se encuentra. Existen muchas y muy buenas opciones para poder conocer los principales rankings de apps tanto a nivel global como por países. Muchas son de pago, pero ofrecen un primer nivel de información gratuito que seguro puede ir bien para empezar.
  1. Características de la aplicación: no pasa nada si después el proyecto resultante queda más reducido. A partir de un máximo de posibles ideas y características obtendrá un listado más o menos exhaustivo de lo que va a ser el proyecto. Debe plantear el modelo de negocio, qué idioma o idiomas se utilizarán, cómo será el registro, qué tipo de información se va a recoger de los usuarios (siempre bajo las más estrictas recomendaciones legales.
  2. Prototipo y diseño gráfico: servirá de gran ayuda conocer las guías de Android y de Apple sobre este tema. Una vez haya pasado esta parte de creatividad del prototipo, entrará a la fase de diseño gráfico, igualmente una de las más interesantes y necesarias. Ya sea mediante la ayuda de un profesional independiente o de una empresa especializada, trabajará todos los elementos visuales del proyecto según los requisitos que se hayan planteado anteriormente.
  3. Desarrollo de la aplicación: hay que tener en cuenta que al trabajar con plataformas diferentes implica retocar más de un código fuente. Y esto se traduce en una posible desviación de tiempo y dinero. Una aplicación se puede desarrollar desde cero. También existen alternativas para poder crear apps sin la necesidad de programar (llamadas App builders), la mayoría de ellas con un costo de mantenimiento mensual. O plantillas ya diseñadas según un tipo de app concreto (tiendas online, porfolios, etc.) La elección entre escoger un modelo u otro dependerá de muchos factores y necesidades específicas.
  4. Publicación de la app: cuando se tenga el desarrollo completado, y se ha logrado testear bien para corregir los errores y añadir alguna mejora, llega el momento de publicarla en Apple Store y Google Play (el equivalente para las aplicaciones Android). A partir de este momento tendrá que estar muy atento a dos tipos de feedback: el que proviene del propio desarrollo de la aplicación (errores, nuevas fases a implementar, cambios de diseño, etc.), y el relativo al público objetivo y audiencia. Para este último se hace necesario un buen plan de marketing.
  1. Plan de marketing: en lo referente a la parte comunicativa, irá muy bien establecer un plan para dar a conocer la nueva app, mediante las propias plataformas de Apple y Google a través del ASO (App Store Optimization), para poder ser localizadas de la manera más rápida. Pero también es recomendable crear un plan de comunicación para dar a conocer la app más allá de las propias plataformas, como por ejemplo creación de campañas display. En el caso de una app se habla por ejemplo del número de descargas realizadas en una franja de tiempo concreto, tiempo de uso de la misma, o número de comentarios positivos en las plataformas. Si está relacionada con el e-commerce, necesitará conocer, entre otros muchos datos, el valor medio de cada compra, la recurrencia o el dato sobre el número de compras abandonadas o no realizadas.
Compartir