En una nueva visita del Superintendente de Salud, Fabio Aristizabal, a Pereira, mostró su preocupación por la cartera que tiene en este momento la red pública de Risarada ya que en este momento hay EPS con un deterioro excesivo, que no cuentan con reservas técnicas, ni margen de solvencia, así como tampoco cumplen con el patrimonio mínimo, dejando en duda su capacidad de pago y que pueden dejar esta responsabilidad al estado.

“El objetivo es recuperar la mayor parte de la cartera que podamos, ojalá toda, pero dadas las condiciones en las que se encuentran las EPS en este momento, las dificultades que tienen y la cartera que hay con la Entidades Sociales del Estado, existe una gran probabilidad de que esta cartera se pierda y es una de las grandes preocupaciones que yo tengo porque sería al estado al que le tocaría asumir esta responsabilidad”, expresó el superintendente de salud, Fabio Aristizábal.

A esto se le suma una serie de inconsistencias que ponen en riesgo la red pública y privada del departamento y del país como son el incumplimiento en los contratos, las barreras de acceso para poder facturar, las glosas excesivas, entre otros inconvenientes contractuales que terminan por afectar la prestación del servicio.
Por su parte la directora de la asociación de hospitales, Olga Lucia Zuluaga, no escondió su preocupación antes las declaraciones del funcionario ya que en el Eje Cafetero, todo lo que tiene con los recursos de Saludcoop y Cafésalud, generan un impacto importante en la red, en el caso de Risaralda se estarían hablando de cerca de $9.000 millones.

No hay contratación
Así mismo aseguró que otro de los puntos que tiene en jaque a las ESE, es que muchas de las EPS no están contratando el mínimo del 60% del régimen subsidiado. En Risaralda se está contratando por debajo del 50% y en el caso del hospital San Jorge de Pereira hay solo el 17% de esta población que es atendida en la entidad.
Agregpo que muchas de estas EPS le demuestran a la Superintendencia que están contratando este porcentaje con la red pública pero no están cumpliendo con la regionalización. “Esto es un tema que vamos a estar analizando ya que lo que me aqueja en este sentido, es que la contratación la empiecen a fragmentar y empiecen a contratar con su propia red, con los que tienen vinculados y podríamos estar evidenciando un abuso de la integridad vertical”, agregó el Aristizábal.

Aseguró también que las EPS que están abusando de la contratación, que no están contratando con la red publica y que no le están girando a la red privada, serán intervenidas. Pero aclaró que hay que hacerlo con mucho cuidado, ya que hay poblaciones en las que solo opera una sola EPS y no se puede dejar la zona desprotegida

“Si vamos a intervenir pero no podemos sacar una EPS, que es la única que opera en el municipio, hay que saber como lo hacemos, que entidad se va a encargar de esa población, como esta la contratación y como están sus finanzas. Porque por acabar una EPS y sacarla del mercado, no podemos dañar a las que lo están haciendo bien”, continuó diciendo el superintendente.

Venezolanos
Por otra parte aseguró que en este momento la llegada excesiva de venezolanos también ha sido un traspié para el sistema de salud de país. Dejando como consecuencia un deterioro en las cifras de los hospitales públicos, ya que la población que está pasando, son personas que llegan con alguna enfermedad o deterioro de su salud y eso obliga a invertir recursos financieros que agravan igualmente la economía de la red publica y privada de los hospitales.

“La realidad es que siguen pasando, todos los días llegan más y más y mientras más aguante ese dictador allá, más venezolanos van a salir a buscar los servicios y los vamos a tener que atender con los recursos de los colombianos”, explicó el funcionario.

8,967 total views, 145 views today