Primer aniversario

“Hace un año con un beso nos despedimos y comenzó la espera de tu llamada, sin pensar que esta vez era la despedida final, que tu labor terminaba y que el Señor tenía para ti una nueva misión; que la esposa, la madre, la abuela, la maestra y la gerente había finalizado su presencia física…

Contenido Exclusivo

Este contenido hace parte de nuestra edición digital exclusiva
para suscriptores.