16.5 C
Pereira
viernes, agosto 12, 2022

Megabús, una responsabilidad compartida

Por: Andrea Ramírez Mosquera

Trancones y demoras en las rutas, son algunas de las quejas de la población ¿hasta dónde es responsabilidad del Megabús y dónde empiezan otras como la de operadores y comunidad general?

En Pereira, Dosquebradas y el resto del área Metropolitana existen diferentes formas de transportarse, entre ellas están los buses urbanos, algunos intermunicipales que en su trayecto final recogen pasajeros, taxis, el polémico Uber o Indriver y el Sistema Integrado de Transporte Masivo Megabús, que además se une al Megacable, pero ¿cuál es el estado actual de buses articulados y alimentadores, estaciones y servicio en general? El Diario, escuchó a la población general y su percepción respecto al servicio de transporte ofrecido por Megabús e igualmente al gerente del sistema Darío Fernando Acosta.

CANTIDAD DE CARROS EN SERVICIO
Una de las quejas más constantes después de 16 años de operación, es la de la frecuencia de alimentadores y articuladas, esto en parte está asociado a la cantidad de vehículos que se encuentran en servicio. Arcesio Ríos, usuario del sistema considera que “el alimentador se demora mucho de uno a otro, y más aún cuando son festivos, pero el articulado me parece bien”. Precisamente Darío Fernando Acosta manifiesta que en el 2023 se termina un contrato de concesión de la cuenca de Cuba, con ello una cantidad considerable de alimentadores (43) y aproximadamente 37 articulados saldrían de servicio pero dan entrada a nuevos vehículos: “estos buses llevan mucho tiempo y terminarán su vida productiva, van a entrar buses nuevos que refrescarán la operación del sistema de transporte, además esperamos que sean buses eléctricos y aspiramos a que para el 2025 al menos el 10% de todos nuestros buses sean así y para el 2035 la totalidad de nuestra flota debe ser eléctrica” además tendrán plataforma para personas con discapacidad. Respecto a este tema Daniel Silva, diputado anotó: “hace falta actualización y modernización de los buses, tienen mucho kilometraje esta situación debe llevar a Megabús a insistir a Integra en que se modernicen los buses y que no se traigan buses de segunda mano” por otra parte cabe destacar que, según indica Acosta, el Área Metropolitana se encuentra adelantando un estudio técnico de las necesidades de transporte, lo cual podría permitir que el sistema de transporte masivo llegue a comunidades como Frailes y El Poblado.

DEMORAS Y TRANCONES
Para Luz Miriam Zapata, otra usuaria de Megabús, el servicio es “muy demorado, alimentadores y también articulados se demoran mucho”, a lo que Diana Ramírez, también usuaria agrega que “el servicio en general es bueno pero los domingos se demoran mucho las rutas como la de Salamanca”. Ante esto se destaca que uno de los principales motivos de pausas en la operación son los accidentes; los cuales, en gran medida, según reportan desde la entidad se deben a invasión del carril exclusivo, dejando sobre la mesa la inquietud de que existen dificultades de movilidad en Pereira que deben ser atendidas.
La accidentalidad con el sistema de Megabús ha dejado desde el 2017 hasta la fecha más de 150 accidentes: “la constante recomendación en la actualidad es la instalación de cámaras de foto detección en el carril de Megabús”, insiste respecto a estos casos Darío Fernando Acosta.

El próximo agosto el sistema de transporte masivo cumplirá 16 años

Igualmente, el gerente del sistema informa que hay una inadecuada interpretación del servicio ya que en horas pico la frecuencia es de 8 minutos mientras en hora valle se proponen 12 minutos. “Podemos tener toda la flota disponible, pero si hay accidentes por invasión al carril tenemos retrasos hasta de media hora” por otra parte cuando se presentan trancones y la población desea bajarse del sistema señala que las puertas no se abren debido a que la altura de los articulados puede presentar un riesgo. Otro elemento que Acosta destaca es que de la mano de la Personería Municipal se trabaja para cumplir las normas de plataformas para personas con movilidad reducida.

GASTOS DE OPERACIÓN E INGRESOS
Según explica Ricardo Rojas, director de Pereira Cómo Vamos “ningún sistema de transporte en el mundo es sostenible, necesariamente deben ser subsidiados” a lo cual se suma que la pandemia y el paro disminuyeron el recaudo, restringieron la operación del sistema y se generaron daños. “Es importante considerar que puede ser una recuperación más lenta de lo normal”, acota Rojas, quien también indica que debido a la pandemia aumentó el uso de sistemas alternativos de transporte evitando el servicio masivo por miedo a los contagios.

La tarifa al usuario es la que se cobra, mientras la tarifa técnica realmente es más alta, de ahí que se hable de subsidios. “Aquí la operación la hacen particulares tanto para articulados como para alimentadores. En los segundos se tienen contratadas empresas tradicionales, la forma de pagarles es diferentes, si sumamos ingresos y egresos hay un déficit, pero ese déficit está contemplado en los contratos de concesión, ese déficit lo financian los prestadores, ahora la ley cambió y el plan nacional de desarrollo deberá responder por ello”.

OLORES, GOTERAS Y DAÑOS
En casos como el Intercambiador de Cuba hay goteras y olores que afectan a los usuarios. Al respecto Darío Fernando Acosta explicó que existen dificultades con el manejo de residuos por parte de algunos comerciantes de la plaza de cuba la cual es “el techo” del intercambiador, lo cual recuerda la importancia del buen manejo de los residuos e igualmente las intervenciones que se realizan en la plaza afectan necesariamente el intercambiador. Por otra parte, una de las recomendaciones más insistente es la de no dar limosna ni hacer compras al interior de sistema ya que esto incrementa la inseguridad.

Buses chimenea y el daño al medio ambiente

En Pereira existen buses, tanto de Megabús como de otras empresas que generan dudas respecto a su revisión técnico mecánica, toda vez que expiden humo negro en cantidades considerables, la entidad encargada de revisar los centros de diagnóstico es la ONAC (Organismo Nacional de Acreditación) el cuál ha sido cuestionado por permitir centros de diagnóstico cuyos resultados no son los ideales, en ocasiones los usuarios más que desear conocer en realidad su estado de emisión de gases lo único que quieren es “el papel” para cumplir la norma, mostrando poca preocupación por el medio ambiente y la ciudadanía que se afecta con el smog.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -