15.6 C
Pereira
lunes, agosto 15, 2022

Las mujeres tienen un lugar en el programa de habitante de calle y en la Granja

Por Mariana Suárez Guarín

Con el objetivo de resignificar sus vidas, actualmente un grupo de mujeres realizan con éxito su proceso en el programa de habitante de calle, especialmente en la granja agrícola ubicada en el sector de Combia. Ángela María Rubio Mejía, secretaria de Desarrollo Social y Político de Pereira, amplia esta información. “En las cifras del año 2021 no teníamos ninguna mujer con proceso continuo, ingresaban, pero solicitaban retiro voluntario. En este año 2022 ha sido un logro ya que contamos con 4 mujeres en la Granja con su proceso de resignificación. Ahora hemos ganado su confianza y ya tenemos 4 en la Granja, 3 en urbano y 1 trans. Estamos trabajando en una atención con enfoque diferencial, la dotación mensual para las mujeres incluye prendas de dama como su ropa interior con boxer de dama y top brasiere, y se entregan jeans de dama, leggins y prendas con colores y tonos femeninos. Así mismo se les da un kit con implementos de aseo femenino como toallas higiénicas y tanto en granja como en urbano, hemos trabajado para que las mujeres que van llegando tengan un espacio que sea exclusivo para su acomodación. Hemos realizado un trabajo de sensibilización para todos los usuarios para que sea un espacio respetado por todos”, indicó la funcionaria.

Modelo
De acuerdo con la secretaria la granja de Habitantes de calle, desde su creación se ha convertido en un referente y un logro para la resignificación de estas personas en la ciudad de Pereira. “Los habitantes de calle inician su proceso en el albergue urbano, ubicado en la carrera novena con calle 21, este es un espacio temporal y continúan su proceso en la granja de habitante de calle ubicada en el sector de Combia. En este último espacio se saca en cosecha al rededor de 27 productos y la tarea de las mujeres en esta es el cuidado de las especias, hierbas aromáticas y de los animalitos que tenemos allí; de igual manera que a los hombres se les brinda una formación académica, algunas están terminando el bachillerato y una vez terminen este proceso nosotros esperamos a través de la responsabilidad social de nuestros empresarios, articularlas en el tema de la empleabilidad. En la granja ellas también aprenden herramientas para sacar adelante un emprendimiento”.

Artículo anteriorDespués del 7 de agosto
Artículo siguienteGran momento de nuestro rugby

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -