21 C
Pereira
domingo, marzo 3, 2024

En Alto del Toro curadores autorizan construir sin permisos ambientales

Gómez resalta la persistencia de reclamos. por un área que demanda cuidados especiales como el ciclo del agua. 

En un preocupante escenario, la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Carder) ha denunciado que los curadores en el municipio han otorgado licencias para edificaciones en zonas de especial protección sin contar con los permisos ambientales esenciales. Julio César Gómez, Director de la Carder, ha expresado en repetidas ocasiones su inquietud acerca de la falta de escrúpulos de algunos curadores, quienes parecen obviar los requisitos ambientales fundamentales.

El Alto del Toro ha sido identificado como un punto crítico, donde construcciones específicas, carecen de las medidas necesarias para prevenir daños ambientales. Esta omisión no solo representa una amenaza para el entorno natural, sino que también eleva el riesgo de colapso de infraestructuras debido a la fragilidad del suelo en la zona.

La problemática adquiere mayor relevancia considerando la creciente amenaza del cambio climático y la expansión urbana en Dosquebradas. Estos factores están poniendo en riesgo la sostenibilidad hídrica del municipio, especialmente en las zonas rurales que experimentan una intensa intervención. 

En entrevista con este medio de comunicación el director aclara: “Primero es muy importante hacer la siguiente anotación, la zona rural de Dosquebradas está protegida bajo licencia de manejo integrado de Las Hortensias, Alto del Toro, Las Marcadas y tenemos el distrito de manejo integrado de La Nona.

¿Qué ha venido sucediendo en esos sectores? 

“Se ha venido entregando una serie de licencias de construcción sin los requisitos ambientales, que son los permisos, primero de uso del suelo, segundo los vertimientos, o sea, los permisos sanitarios y cuarto, los permisos de calidad de agua; eso ha hecho pues que realmente tengamos una condición desfavorable donde se vienen usando suelos que tienen una protección especial por la ley, que son Distritos de Manejo Integrado que sólo deben dedicarse a la conservación, la presentación y no a los temas de urbanización ni ecoturismo, ni a los temas de altas acciones de depredación ambiental”.

Cuenta que los curadores están entregando licencias sabiendo que eso no puede tener esa ritualidad administrativa que necesita precisamente que eso tenga una legalidad y una soberanía administrativa, técnica y ambiental que ellos no están cumpliendo.

Detalla que estos curadores se pueden someter a demandas muy grandes, altas sanciones económicas y si esas acciones pudieran llevarse a comprobar que son dolosas, la institución estaría hablando de daños y de delitos casi ambientales, que es lo que está por decidir. 

“Nosotros hemos expedido la suspensión de esas obras, desafortunadamente muchos de los desarrolladores son omisiosos, siguen desconociendo los llamados que hemos hecho, pues se van a ver sometidos a que más adelante esas demandas y esas acciones sean más gravosas porque se ha omitido una situación de de desistimiento y de desestímulo y de no permitido al desarrollo en ese sector” subraya Gómez.

 “Allí es donde vamos a entrar, a que las autoridades judiciales, empiecen a definirnos esa parte de qué tipo de código del derecho penal se violó, y nosotros en el caso de la Cárder, recordar que las sanciones ambientales son muy cuantiosas, son muy gravosas y son confiscatorias” Julio Gómez. 

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -