Bancos endurecerán acceso a créditos de vivienda y consumo

Pese a que los establecimientos de crédito cuentan con niveles favorables de rentabilidad, liquidez y solvencia, ciertos indicadores de carácter prospectivo reflejan que la oferta de crédito para los hogares colombianos puede seguir contrayéndose en los próximos tres meses, como consecuencia de la mayor percepción de riesgo en la economía causada por la emergencia sanitaria.

Así lo demostró el más reciente reporte de Estabilidad Financiera, entregado por el Banco de la República, en donde se evidenció que, para el segundo trimestre de 2020, más del 60% de los bancos espera aumentar las exigencias para otorgar nuevos préstamos de vivienda y consumo, lo cual reduciría el número de créditos aprobados.

“De materializarse esta expectativa, la cartera de los hogares podría continuar exhibiendo desaceleraciones en los próximos meses” detalla el reporte.

El análisis presentado permite inferir que una menor oferta de crédito por parte de los establecimiento de crédito y una menor demanda de préstamos de parte de los hogares colombianos podría resultar en una mayor desaceleración y una posible contracción de las carteras de vivienda y consumo.

 

Los hogares

Por otro lado, la coyuntura actual podría afectar la capacidad de pago de los deudores.

De acuerdo al informe presentado por la entidad a febrero de 2020 el endeudamiento de los hogares colombianos continuaba presentando un ritmo sostenido de crecimiento, impulsado principalmente por la cartera de consumo.

La cartera destinada a los hogares registró una tasa de crecimiento real anual del 10,7%, la más alta desde mediados de 2014. Del total del endeudamiento, aproximadamente dos terceras partes corresponden a préstamos de consumo y la restante a vivienda.

El crecimiento en el endeudamiento de los hogares se sustenta por el mayor dinamismo de la cartera de consumo, que registraba una tasa de crecimiento real anual del 12,4% a febrero de 2020. A su vez, esta expansión ha estado influenciada principalmente por el fuerte crecimiento de créditos de libre inversión, los cuales actualmente representan cerca del 30% de la cartera.

“Pese a lo anterior, al analizar la dinámica del ciclo de la cartera otorgada a los hogares, se observa que la expansión del endeudamiento agregado no alcanzó niveles similares al período de auge de crédito experimentado en 2006” expresa el documento.

 

Desembolsos

Al analizar la dinámica de los desembolsos de las carteras de vivienda y consumo, se observa que durante lo corrido de 2020 su crecimiento real anual ha venido contrayéndose hasta registrar tasas de decrecimiento, que al 24 de abril de 2020 exhibieron mínimos históricos, -63,4 % para vivienda y -62,9 % para consumo.

La dinámica de la cartera total otorgada a hogares reafirma el comportamiento observado en los desembolsos al revertir, en marzo de 2020, la senda expansionista que venía presentando desde mediados de 2018. Lo anterior se explica principalmente por el comportamiento de la modalidad de consumo. Por su parte, para la cartera de vivienda, si bien durante abril se registró un repunte en el crecimiento, este continúa siendo inferior al observado seis meses atrás.

Acorde con lo anterior, el Reporte sobre la situación actual del crédito en Colombia del primer trimestre de 2020, publicado por el Banco de la República, evidenció que las actuales condiciones económicas producto de la pandemia han tenido un fuerte impacto sobre la oferta y la demanda de nuevos créditos de vivienda y consumo.

Deja un comentario