Cafeteros a implementar medidas para atender cosecha

 

Con la validación del Ministerio de Salud y para proteger la salud de productores, recolectores y sus familias, la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) elaboró y publicó el “Protocolo COVID-19 para caficultores”, un detallado paso a paso para evitar la propagación y contagio del nuevo coronavirus, especialmente en este momento de cosecha.

El protocolo, escrito en un lenguaje sencillo y que explica las recomendaciones a seguir, abarca temas como cuidados básicos de interrupción de la cadena de contagio de COVID–19, preparación y uso de soluciones desinfectantes, uso de elementos de protección personal, actividades de limpieza y desinfección, aislamiento social preventivo y medidas para fincas que requieren mano de obra local o externa.

“El país cafetero se enfrenta a un reto más, de esos a los que los caficultores han demostrado tener la capacidad de sobreponerse y salir adelante, por lo que nos vemos en la necesidad de implementar las siguientes recomendaciones para la interrupción de la cadena de contagio de COVID–19, la búsqueda activa de casos y el manejo apropiado de los mismos”, dijo el Gerente General de la FNC, Roberto Vélez Vallejo.

Por ser un producto agrícola de primera necesidad, la cadena logística de la producción de café está contemplada dentro de las excepciones de las medidas de aislamiento decretadas por el Gobierno nacional.  Es por eso que desde la FNC se dio a la tarea de preparar este detallado protocolo para cuidar ante todo la salud de los productores y sus familias en la recolección de la cosecha o en las labores de renovación de cafetales.

En el caso de las fincas pequeñas, que son la inmensa mayoría de las que conforman el país cafetero, una gran ventaja para evitar la propagación del nuevo coronavirus, eminentemente urbano, es que la cosecha la recogen los mismos productores con ayuda de familiares y conocidos.

En el protocolo ocupan un espacio importante las recomendaciones para fincas medianas o grandes que requieren recolectores locales o externos, lo que incluye medidas sanitarias estrictas para su ingreso, acuartelamiento, alimentación y recreación dentro de la misma finca, sin necesidad, por ejemplo, de que vayan al pueblo y se arriesguen a un contagio.

“Conscientes de que la salud de los productores y sus familias es lo más importante, y para garantizar la recolección de la cosecha de la cual derivan su sustento, este protocolo, apegado a las recomendaciones de autoridades de salud del orden nacional e internacional, es otro de nuestros aportes en la actual coyuntura para beneficio del país”, agregó el Gerente de la FNC.

Por su utilidad para otros sectores agrícolas que pueden aprovecharlo como modelo replicable, la FNC pone este protocolo a disposición del público, que puede consultarse en www.federacióndecafeteros.org