En la reunión que convocó el senador del Centro Democrático, Alejandro Corrales, en la Federación Nacional de Cafeteros para discutir la problemática que hoy enfrentan los caficultores, se acordó crear una comisión accidental con el propósito de desarrollar propuestas de acuerdo a las necesidades del sector.

La idea del senador Nicolás Pérez fue respaldada por Corrales, quien también aceptó el reto de liderar dicha comisión y explicó que se convocará una bancada cafetera que lidere los acercamientos con los ministros y el presidente Duque para que colaboren de manera oportuna y efectiva.

Cerca de 20 congresistas que respaldan el gobierno de Duque, miembros de la junta directiva de la Federación Nacional de Cafeteros y cultivadores de café asistieron al encuentro donde se dieron a conocer los mayores retos de los caficultores, la preocupante situación que atraviesa el gremio y las diferentes alternativas para mejorar la crisis que viven más de 540.000 familias.

Así mismo, el congresista risaraldense habló de la importancia de la unión de fuerzas tanto gremiales como políticas y aseveró que “la crisis cafetera no es solo un tema económico, sino un problema social. Necesitamos un plan estratégico e inmediato que solucione este problema”.

De igual manera, manifestó que “la Federación Nacional de Cafeteros como institucionalidad del gremio, determinó que los costos de producción de una carga de café son 782 mil pesos, valor por debajo del cual se generan pérdidas en esta actividad económica”.

Problemática urgente

De acuerdo a un informe presentado por los asesores políticos del senador Gabriel Velasco y Álvaro Uribe Vélez, el sector cafetero pasa por una problemática urgente debido a la alta oferta mundial.

Brasil produjo 60 millones de sacos en 2018. Se estima 55 para 2019 y entre 65 y 70 para 2020. Fondos de inversión en bolsa que funcionan con contratos están afectando el mercado, puesto que comercializan alrededor de 25 millones de sacos, según el informe.

El precio actual del mercado es 96 centavos de dólar la libra. Este precio se está construyendo con referencia al café brasileño y no mira los productores de café suave como Colombia, en este sentido, el senador Corrales propuso incentivar el consumo de café colombiano.

“Cuando a uno le dicen que tomarse un café de buena calidad es apoyar a 541.000 familias cafeteras no se tiene porque dudar en comprar ese café y exigir que le den el mejor café del mundo que es el colombiano. Tiene que ser el consumidor colombiano el que empiece a exigir que no le den pasilla o un café recalentado” explicó Corrales.

Actualmente hay un primer recurso de $96.000 millones, sin embargo, no es suficiente para aliviar la crisis de este momento. Por eso se necesita hacer un plan de trabajo y una gran coalición en torno al sector cafetero para financiar fiscalmente esa inversión como incentivo a un gremio que tiene más de 2 millones y medio de empleos.

3,454 total views, 12 views today