Según un análisis realizado por la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) en Risaralda, durante la Semana Santa el número de transacciones en el comercio organizado puede tener un crecimiento sostenible. Los supermercados lideran el escalafón de establecimientos comerciales con una mayor cantidad de expectativas positivas para la Semana Mayor.

Según las perspectivas de los comerciantes del departamento, se espera que el consumo aumente en un 16 % aproximadamente en comparación con el año anterior. Se espera el miércoles santo como el de mayor consumo y el viernes como el de menor, según lo expuesto por Victoria Eugenia Echeverri Arango, directora ejecutiva de Fenalco Risaralda.

Se espera que el gasto se realice en el sector turístico, en los almacenes por departamentos y en los supermercados. El valor promedio de las compras pueden estar alrededor de $ 118.000 a $1 90.000 por comprador, y el número de operaciones electrónicas también se verán incrementadas de manera considerable por los desarrollos de nuevas tecnologías que permiten a las personas pagar no sólo de forma presencial, sino también a través de internet, con seguridad y confianza.

 

Más ventas
Las proyecciones de Fenalco Risaralda generan optimismo entre los empresarios. Se aspira a que el promedio de ocupación en los centros comerciales de Pereira y Dosquebradas oscile entre el 85 % y 90 % aumentando en más del 5 % del año pasado.

“El aumento en las remesas, las proyecciones de crecimiento económico, son factores que generan una muy buena expectativa entre los gerentes y administradores de los principales centros comerciales. Hay una energía positiva en lo que será el mes de abril; las ventas pueden crecer del 12 % al 16 %, ya que estos centros son sitios de encuentro que generan mucho tráfico de clientes. Se espera que crezca en un 7 % promedio con relación al mes anterior”, explicó Echeverri Arango.

Adicional a eso, el consumo de pescado incrementa la demanda entre el 40 % y 60 % en el transcurso de la semana mayor. Según lo comentado, se han diseñado estrategias de control y vigilancia y se ha desarrollado una política comercial de promoción al consumo.
“Este en uno de los sectores con mayor proyección a futuro, por sus enormes potencialidades en el mercado interno de restaurantes, grandes superficies y las centrales de abasto, posicionando los productos y agregando valor como hamburguesas, nuggets y salchichas que ya circulan en el mercado”, añadió la líder de Fenalco Risaralda.

Además de la campaña de incentivar el consumo de pescado, se vienen desarrollando otras para la adquisición responsable de estos alimentos como: verificar que la carne del pescado esté firme y bien sujeta al esqueleto; que las escamas estén adheridas a la piel; que el animal tenga buen olor; que los ojos permanezcan negros y brillantes; y que se compre el pescado en sitios seguros que cuentes con cadena de frío.

3,265 total views, 25 views today