17 C
Pereira
viernes, septiembre 30, 2022

Raúl Bulla, escultor mágico

Germán A. Ossa E.

Su nombre completo es Raúl Enrique Bulla Novoa. Nació en Bogotá el primer día de noviembre del año 1973. Es el mayor de cuatro hermanos, su madre se separó cuando el Maestro apenas tenía seis años, época en la que le tocó salir con toda su familia de Bogotá para irse a vivir a Duitama, Boyacá. A su regreso a la capital, consigue algunos trabajos sencillos con los cuales empieza a defenderse solo. A los trece años su madre lo envía a Fusagasugá donde trabaja en un galpón con un tío cuidando veinticinco mil pollos. A los quince años regresa a Bogotá.

Su madre trabajó con el Maestro Emiro Garzón Correa por allá por el año 1989, y en ese momento requerían de una persona que hiciera las diligencias que un taller de escultura requería y fue entonces cuando Raúl, contratado, se encuentra con la magia de la creación artística, donde trabajó durante tres años, tiempo suficiente para vivir en carne propia, la bella experiencia de la fantasía de la elaboración de sólidas obras de arte. Allí aprendió los secretos de la escultura y la fundición, esos que fueron y han sido claves para desarrollar su potente actividad creadora hasta nuestros días.

Con su hermano Luis Bulla ha trabajado siempre de la mano. En el año 2003, con él, monta su propio taller, en el que, de manera independiente, se proponen incursionar de lleno en el terreno de la creación artística, elaborando muy diversas piezas de arte: músicos, bustos, retratos, bodegones y muchas más.

Con el paso de los años, ubicados en un mejor sitio, más central según él, cuando le cambian las cosas de manera más positiva, no solo empiezan a ser conocidos por los coleccionistas del arte de la escultura, sino que empiezan a llegar muchos artistas que desean trabajar con ellos, logrando realizar trabajos de muy excelente calidad.

Su profesionalización en el manejo de la “fundición a la cera Perdida” y de los diferentes materiales que se usan para la creación de todo tipo de escultura, lo han convertido en un referente nacional e internacional.

Hoy día el Maestro Raúl es reconocido por esa basta, copiosa y extraordinaria obra equina, que se caracteriza por la elegancia, la belleza y la originalidad que le proporciona a todos y cada uno de los caballos que salen de su taller.

A pesar de su corta edad, el Maestro es un referente para los otros artistas reconocidos que cuentan con él y su hermano, para la elaboración de muchos monumentos importantes y de gran formato y sobre todo, para la restauración de numerosas obras públicas.

Tiene la virtud el Maestro Raúl Bulla, de hacer una obra original, única y, además, irrepetible.

 

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -