Proyectan a Risaralda ambientalmente a 20 años

Los miembros del Consejo Directivo de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, Cárder, aprobaron mediante Acuerdo 012 de octubre 30 de 2019 el  Plan de Gestión Ambiental Regional de Risaralda 2020-2039.

Se trata de un instrumento de planificación estratégico de largo plazo de las Corporaciones Autónomas Regionales para el área de su jurisdicción, que permite orientar su gestión e integrar las acciones de todos los actores regionales con el fin de que el proceso de desarrollo avance hacia la sostenibilidad de las regiones.

Tres fases

El proceso de construcción del Plan se formó de manera participativa, siendo desarrollado mediante tres fases: en la primera el diagnóstico, en la segunda el planteamiento y diseño metodológico de las líneas estratégicas y en la tercera, la formulación de la visión, líneas estratégicas e instrumentos de seguimiento y evaluación.

“Este plan visiona a Risaralda en 2039 como Bosque Modelo para el Mundo, será un territorio más seguro y resiliente, con procesos continuos de adaptación al cambio climático, responsable en su producción y consumo, que conserva su estructura ecológica, multiculturalidad, usa y aprovecha sosteniblemente su biodiversidad y servicios ecosistémicos; mediante estrategias de gobernanza, ordenamiento y gestión ambiental compartida local, regional y nacionalmente, armonizando las relaciones sociedad-naturaleza”, indicó la directora de la Cárder, Martha Mónica Restrepo Gallego.

El PGAR buscará el cumplimiento de las metas de impacto, que en su conjunto permiten alcanzar la visión ambiental y avanzar en la sostenibilidad del territorio, mediante tres líneas estratégicas, que debe gestionar la institucionalidad que tenga responsabilidades y competencias en cada área, tanto del sector público como del sector privado.

Retos y oportunidades

Los retos y oportunidades de Risaralda en materia ambiental, son variados, desde la urgente necesidad de adaptación al cambio y la variabilidad climática, la reducción de riesgos de origen natural, la necesidad del uso de herramientas para mejorar nuestras capacidades de conservación y aprovechamiento sostenible de la biodiversidad y los ecosistemas, en este sentido se da la importancia a este instrumento de planificación estratégico a largo plazo y que además  responde a los objetivos mundiales en materia de sostenibilidad ambiental, a los retos que tiene el país y la región a mediano y largo plazo; y a la concertación con los actores sociales comunitarios, públicos y privados, con miras al mejoramiento de las condiciones de vida y del ambiente en el departamento.

Por tal motivo el Plan de Gestión Ambiental Regional, será el insumo para la formulación del nuevo Plan de Acción cuatrienal de la Cárder, así como de los componentes ambientales de otros instrumentos de planificación como los Planes de Ordenamiento Territorial Municipales (POT), Planes de Desarrollo Departamental y Municipales, Plan Departamental de Competitividad, Agenda de Competitividad e Innovación, entre otros.

Las líneas estratégicas del PGAR son:

1. Gobernanza y Ordenamiento Ambiental

2. Gestión de Riesgos Territoriales y Cambio Climático

3. Producción Sostenible y Consumo Responsable

En cada una de estas líneas estratégicas, se desarrollarán los componentes transversales de la gestión ambiental y de los recursos naturales establecidos en el marco legal de Colombia: Recurso Hídrico, Recurso Suelo, Recurso Aire, Biodiversidad y Ecosistemas, Riesgo de Desastres y Hábitat Urbano y Rural.

Compartir