15.3 C
Pereira
jueves, junio 30, 2022

Poemas y cuentos en tiempos de covid-19

Es tendencia

El eje roto del alma

Todas las lágrimas

- Advertisement -

Francico Javier López Naranjo

CORONA VIRUS
(Ganador del V Concurso de Poesía “Surcando el viento”, de la editorial española Tu Concurso Literario, abril de 2020. Por lo que figura en la antología “Saber estar”)

Un virus con corona se ha burlado
de un triste rey: el de la Creación,
sumiéndolo en el miedo y confusión.
El covid-19 lo han llamado.

Tan pequeño enemigo ha trastocado
al mundo con demente rotación:
trastornado la bolsa, el corazón.
Hasta besos y abrazos ha vedado,

causado acciones que parecen locas:
que se haga el amor con tapabocas,
saludar con el codo y no la mano.

“Oh, frágil hombre, tan propenso al mal”,
clamo al ver humillado el ente humano
por un ser microscópico y fatal.

*****

A TUS HIJOS E HIJAS,
OH HIPÓCRATES
(Finalista en el IV certamen de Sonetos Rafael Alberti, editorial Letras como Espada, mayo de 2020)

No son dioses tus vástagos, oh, Hipócrates,
mas gestan epopeyas cotidianas,
con acciones valientes, soberanas.
No son ni superhéroes ni cual Sócrates;
pero su luz, bondad, sabiduría
alivianan los ayes de la suerte;
e, inclusive, hasta retan a la muerte,
aunque sufra derrotas la osadía.
Médicas y galenos son humanos,
sufren quebrantos y limitaciones;
mas brilla en ellos el amor de hermanos.
Que Esculapio les dé sus bendiciones,
por sanar, combatir virus insanos.
Y que atiendan sus justas peticiones.

*****

CORONAMOR
(Mención en el VI Concurso de Minipoemas “La mujer mueve el mundo”, Mundo Escritura, abril de 2020. Por lo que figura en la antología “Compromiso”)

Cuando lloro al ver al hombre
víctima cruel del destino:
la enfermedad y accidente,
el error y el cataclismo.
Cuando un soberbio virus
amenaza destruirlo,
solo encuentro una salida:
como una familia unirnos.
Con el gran coronamor
enfrentar nuestro egoísmo.

*****

EL HEROÍSMO EN TIEMPOS DEL COVID-19
(Mención del jurado en el “V Concurso de Cuento Breve”, Tu Concurso Literario, abril de 2020, por lo que figura en la antología “Saber estar”. Mención del jurado en Mundo Escritura, en el mes de mayo, en el VI Concurso de Minicuentos “Un libro, una vida”)

En un hospital de Lombardía, el médico Stegano Magnone fue uno de los héroes en la guerra mortal contra la pandemia del Covid-19: desde cuando ingresaron los primeros contagiados de un enemigo desconocido que empezó a cobrar centenares de víctimas hasta la crisis en el sistema de salud: camas, ventiladores, equipos de protección insuficientes, médicos, enfermeras y personal de salud expuestos a la peste, extenuantes jornadas de trabajo, estrés, depresión, ansiedad… Stegano, impotente, vio morir, asfixiados o consumidos por la fiebre, a muchos pacientes, entre ellos a conocidos colegas, muy apreciados, como su amigo el doctor Giovanni Rezza y a Gina la enfermera, de quien se había enamorado. Lo peor fue cuando, por el exceso de enfermos y escasez de respiradores, los médicos de la Unidad de Cuidados Intensivos se vieron obligados a seleccionar los pacientes que debían atender de acuerdo a sus expectativas de vida. Uno de ellos era la propia madre de Stegano, a quien este había contagiado. Stegano se recuperó, pero la anciana penaba en uno de los cuartos del mismo hospital. Stegano, fiel a sus principios éticos, pero con el corazón sangrante y un alarido en el alma, tuvo que acceder a que le fuera retirado el respirador a su progenitora para pasárselo a un famoso futbolista de Lombardía.

*****

EL AMOR EN TIEMPOS DEL COVID-19
(Única mención del jurado en el V Concurso de Micronarrativa de Concursos Literarios en Español. Figura en la antología “A veces”. Mención del jurado, en la editorial Letras Como Espada, en el VI Certamen de Microrrelatos “Lluvia de Letras”, en el mes de mayo. Figura en la antología “Desde casa”)

En tiempos del corona virus, en la cuarentena decretada para enfrentarlo, mi hija intentó verse con su novio en mi casa, burlando las medidas restrictivas. Me opuse para no ser irresponsable ni deshonesto. Ella se contrarió y no volvió a hablarme. Un día, sonriente, me saludó y besó. Miré en su celular un mensaje de su novio que decía: “No te preocupes, el coronavirus pasará. Y hay una fuerza superior a él y que superará cualquier amenaza: el coronamor, que vibra en mi corazón por ti”.

*****

RESPIRANDO AMOR
(Finalista en el VI Certamen de Microrrelatos “San Isidro Labrador, editorial Letras Como Espada, mayo de 2020)

Cuando al sacerdote Giuseppe, asfixiado en la pandemia, le ofrecieron el respirador comprado por los fieles de su parroquia, dijo que su voluntad era que lo utilizaran con Bruno, que padecía en otro de los cuartos del hospital. Este le había confesado que no creía en el amor al prójimo. Lo que anhelaba era casarse y cambiar de vida. Bruno, ya recuperado, visitó la tumba de Giuseppe y se acordó de lo que le oyó decir en una de sus homilías: “Nadie tiene un amor más grande que el que da su vida por los amigos”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -