20.9 C
Pereira
domingo, mayo 19, 2024

Crean plástico que se destruye en 5 meses

El estudio se centra en la producción de pequeñas cantidades del nuevo material plástico a escala de laboratorio para ver su viabilidad, los investigadores están trabajando en la optimización del proceso para producir el plástico que se autodestruye al final de su vida útil a escala industrial.

Agencia EFE 

Un equipo internacional de investigadores ha abierto un halo de esperanza frente a uno de los problemas ambientales más graves, la contaminación por plástico, al diseñar un material biodegradable compuesto de unas bacterias con la capacidad de descomponerse al final de su vida útil.

El ‘plástico vivo’, como lo definen los científicos en un estudio recogido este martes por la revista Nature Communications, es un material de poliuretano termoplástico blando que puede ser usado comercialmente para fabricar calzado, alfombrillas, cojines o espumas con memoria.

Está compuesto de esporas bacterianas de una cepa de ‘Bacillus subtilis’, una bacteria común en el suelo que al exponerse a los nutrientes presentes en el compost, germina y descompone este material plástico al final de su ciclo de vida.

«Se trata de una propiedad inherente a estas bacterias”, explica uno de los autores, Jon Pokorski, profesor de nanoingeniería de la Universidad de California en San Diego.

Los investigadores utilizaron esporas bacterianas debido a su resistencia a las duras condiciones ambientales. 

A diferencia de las esporas fúngicas, que cumplen una función reproductora, las esporas bacterianas poseen un escudo proteico protector que permite a las bacterias sobrevivir en estado vegetativo.

Bacterias ‘come plástico’  

Para fabricar el nuevo plástico biodegradable, los investigadores introdujeron esporas de ’Bacillus subtilis’ y gránulos de poliuretano termoplástico en una máquina de prensado donde ambos componentes se mezclaron y fundieron a 135 grados Celsius.

Posteriormente, evaluaron la biodegradabilidad del material resultante colocándolo sobre restos de compost biológicamente activos y estériles a 37 grados Celsius, con una humedad relativa de un 44 al 55 %. 

El agua y otros nutrientes del compost desencadenaron la germinación de las esporas dentro del plástico, que a los cinco meses de ser depositado se había biodegradado en el 90 %.

«Lo más probable es que la mayoría de estos plásticos no acaben en instalaciones de compostaje ricas en microbios. Así que esta capacidad de autodegradarse en un entorno sin microbios adicionales hace que nuestra tecnología sea aún más viable», añade Pokorski en un comunicado.

Los investigadores reconocen que aún no han estudiado los restos del material degradado pero creen que la “espora bacteriana persistente en el mismo sería inofensiva”, ya que el ‘Bacillus subtilis’ es una cepa utilizada en probióticos y, en general, se considera inocua para humanos y animales y hasta beneficiosa para la salud de las plantas.

En este estudio, las esporas bacterianas fueron modificadas para soportar las altas temperaturas necesarias para la producción de polímeros.

Frase 

«Evolucionamos las células una y otra vez hasta llegar a una cepa optimizada para tolerar el calor», explica otro de los autores, Adam Feist, investigador de la misma universidad.

Ruido del tráfico causa secuelas de por vida en pájaros 

Un experimento liderado por Mylene Mariette, investigadora de la Estación Biológica de Doñana (EBD-CSIC), ha revelado que las aves expuestas al ruido del tráfico durante su periodo de incubación y recién salidas del nido sufren secuelas negativas el resto de su vida, lo que apuntaría a procesos similares en otras especies, incluidos los humanos.

El estudio, recogido en la revista Science, advierte de la necesidad de luchar contra la contaminación acústica, no solo del tráfico, sino también de la maquinaria ruidosa usada en parques y jardines, donde suelen refugiarse los pájaros en las ciudades. 

Aunque los efectos adversos de la exposición de los animales al ruido del tráfico estaba ya bien documentada, los efectos sobre la fisiología, la reproducción y el desarrollo de las crías apenas había sido estudiado hasta ahora.

Para comprender mejor el potencial impacto, Mariette y sus colegas expusieron a los polluelos de una especie de ave conocida como pinzón o diamante cebra australiano a entornos acústicos específicos: grabaciones de ruido de tráfico (a niveles habituales en un entorno urbano) y de cantos de pájaros de su especie.

El resultado, demostrado a través de varios experimentos, fue la afectación de la salud de los ejemplares expuestos al ruido del tráfico, tanto en el periodo de incubación como el resto de su vida, respecto a otros criados en el mismo entorno sin estrés acústico. 

Experimentos  

En primer lugar, los científicos expusieron a los huevos fecundados a niveles similares o ruido de tráfico o del canto de otros diamantes cebra (65 decibelios en ambos casos, similar al nivel de una conversación) viendo que había algo en las características del ruido del tráfico que, en algunos casos, provocó la muerte embrionaria antes de nacer.

Los polluelos que sobrevivieron fueron criados normalmente por los progenitores de pinzón cebra. 

En un segundo experimento expusieron a los polluelos, sin los padres, al ruido, aislándolos durante la noche con los distintos tipos de sonido: ruido de tráfico o cantos.

“Los polluelos expuestos al ruido crecieron peor y mostraron signos más graves de daño celular que los expuestos al canto, como un acortamiento más rápido de los telómeros, que son los extremos protectores de los cromosomas”, explica la investigadora de la EBD-CSIC en un comunicado.

#Comunidad | De nuevo el coliseo del barrio Campestre B, donde habita la comunidad desalojada del Bohío, se inundó debido al aguacero y los afectados padecen la situación sin ver solución a su problema de vivienda. #RobertoJiménez #Dosquebradas #AlcaldíaDeDosquebradas

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -