18.4 C
Pereira
viernes, diciembre 2, 2022

Nueva Beata para Colombia

Quién es la hermana María Berenice Duque Hencker
Ana Julia nació el 14 de agosto de 1898 en Salamina, Municipio del Departamento de Caldas, en Colombia. Se convirtió en la primera de dieciocho hijos del hogar conformado por Antonio José Duque Botero y Ana Berenice Hencker Rishter. Sus abuelos paternos fueron los antioqueños Juan José Duque y María Luisa Botero y por línea materna, los alemanes Luís Felipe Hencker y Julia Rishter. Todos ellos eran considerados como familias prestantes, agricultores y comerciantes reconocidos.
Por creencia paterna, fue bautizada el 16 de agosto de 1898 en la Parroquia de la Inmaculada Concepción, en Salamina, porque se consideraba que debía hacerse cristiana lo antes posible ya que “si se moría, se iba derechito para el cielo, no para el limbo”. Sus padrinos fueron los cuatro abuelos y quien presidió la ceremonia fue el Padre José Ramón Buitrago.
El 31 de octubre de 1902 recibe de manos de Monseñor Hoyos, el Sacramento de la Confirmación y el 7 de septiembre de 1907, recibe con gran amor su Primera Comunión. Fue de gran emoción porque su sueño era recibir a Jesús en su corazón, consciente de lo que aquel misterio de amor ilimitado encierra: “La realidad de Jesús estaba en la Hostia y la alegría de poderlo recibir muchas veces, me dejó en el espíritu una emoción de alegría que no se expresar. También un dolor porque lo dejaban en las iglesias solo y encerrado todas las noches, lo cual me causa pena”.
Sus virtudes se vislumbran desde la niñez: Aplicación, amabilidad, suavidad, dulzura y pureza; en la juventud y madurez: Confianza ciega en la Providencia de Dios, riesgo ante la inestabilidad de la nueva obra, disponibilidad a los Superiores, amor a la regla, espíritu de sacrificio y entrega hasta el heroísmo, hondura de contemplación, actitud profética ante las estructuras de la vida religiosa de la época, recto para Congregaciones existentes y futuras; radical seguimiento al Evangelio rompiendo las ataduras del momento, inserción y solidaridad con los pobres que se constituyó en llamado a la conversión, discernimiento muy marcado ante los acontecimientos y situaciones conflictivas y fortaleza. Como fundadora de la Congregación Religiosa de la Anunciación: Ferviente amor a Jesús Eucaristía y María Santísima, obediencia a sus padres, carácter delicado y piedad sólida. Cabe anotar que en la Diocesis de Pereira se encuentra esta comunidad haciendo su labor educativa en el espíritu de la fundadora.
Madre María Berenice entró al noviciado de las Hermanas de la Presentación de Bogotá, el 20 de diciembre de 1917. Tomó hábito el 26 de julio y profesó como religiosa el 21 de noviembre de 1919. Fue maestra de la clase superior en los Colegios de San Gil, Ubaté, Río Negro (Antioquia), Manizales, Fredonia. Estuvo en el Noviciado también como maestra, de noviembre de 1930 a 1936 y de abril de 1936 a enero de 1945, en Sonsón. Fue allí donde conoció a un anciano Carmelita que se convirtió en su guía espiritual y quien la ayudó a aclarar muchas verdades que ha intuía pero no conocía en su profundidad y hondura. El le profetizó un futuro lleno de fecundidad para la Iglesia pero no sin antes haber pasado por lo que el anciano llamó una profunda noche oscura de purificación y gracia unitiva.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -