15.3 C
Pereira
jueves, agosto 18, 2022

Minucias, aforismos de Darío Rodríguez

La Editorial de la Universidad de Antioquia ha publicado “Minucias”, nuevo libro del escritor boyacense Darío Rodríguez.

En estas páginas el lenguaje adquiere de una de sus más exigentes virtudes: la brevedad. Son sentencias que proponen una lectura de la realidad que va de la poesía al sarcasmo, siempre desde el privilegio de la luz.

“Minucias” será presentado el próximo 26 de julio, en el contexto de la 41 Semana Internacional de la Cultura Bolivariana y de los Países Hermanos, en la ciudad de Duitama, Boyacá (parque el Carmen). Las Artes celebra este nuevo libro de Darío, publicando una selección de sus textos, los cuales van acompañados de imágenes de la obra plástica del maestro Guillermo Linero Montes.

Darío Rodríguez nació en Duitama (1977). Estudió filosofía en la USTA. Ha publicado seis libros: dos novelas: Cuaderno invisible (Culturama–2011) y Observaciones desde una ventana (Garcín Ediciones–2013). Una colección de piezas escénicas, Aproximación a nada (Culturama–2014). Una selección de relatos, Esa es un poco la historia (Culturama–2018). Un ensayo biográfico, Lógicas de la paradoja. Una mitología personal con León Mojica (Alejandría Editorial–2019) y el compilado aforístico Minucias (Editorial Universidad de Antioquia–2022). Textos suyos han aparecido en El Malpensante, El Tiempo, El Espectador y Las Artes.

***

La expectativa estética se basta a sí misma.

***

La máscara no anhela identidad sino redención.

***

La elocuencia halla en la brevedad su máxima tentación y, al mismo tiempo, su castigo más ejemplar.

***

Si William Shakespeare hubiese conocido Verona jamás habría podido escribir acerca de ella.

***

Todo brillo aspira a ser hipodérmico.

***

La nostalgia suele confundirse con el entusiasmo.

***

Solo Fernando Pessoa podía escribir el verso “Un oriente al oriente del oriente”. Atropello a los componentes del idioma que, no obstante, lo mejora.

***

La vida es esta audición sin jurados donde intentamos interpretar un instrumento musical del cual lo desconocemos todo.

***

Quizás el tamaño de la Ciudad de Dios, ideada por Agustín de Hipona, no supere a una modestísima aldea.

***

El rubor no es posterior sino póstumo.

***

Ciertas figuras de la política deben derribar su estatua, bien fabricada, porque el pedestal sobre el cual se parapeta ha ido derruyéndose.

***

Algunos modelos pedagógicos recuerdan la lucha por instalar timbres altisonantes para la casa habitada por un sordo de nacimiento.

***

El reloj biológico posee un blando cuarzo. Es gelatinoso, a veces. Y, en otras ocasiones, líquido.

***

Los acontecimientos solo embaucan mediante piadosas mentiras.

***

La realidad miente. Ese es su trabajo.

***

Todo callejón es ciego.

***

Hay quienes, pudiendo volar, envidian a aquellos que apenas logran arrastrarse.

***

Envejecer mediante pases mágicos.

***

Existen poemas que se siguen leyendo pues se asemejan al antiguo crimen sin resolver en el cual cavila un viejo detective.

***

Políticos ingenuos que consideran inofensivas las bibliotecas públicas.

***

La mejor manera de aprovechar una idea es dejándola escapar.

***

Nuestros sueños para el pasado se parecen, en exceso, a nuestros sueños para el futuro.

***

Una inteligencia tan generosa que, a fin de ser distribuida, se fracciona en trozos cada vez más minúsculos hasta volverse desdeñable.

***

La vida es una cadena perpetua que se inflige a un anciano de noventa años.

***

Cada reunión burocrática nos recuerda el necesario, y justo, sinsentido de la existencia.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -