25.4 C
Pereira
domingo, octubre 2, 2022

Miguel Angarita, original, único

Gossa

Hace más de veinte años conocemos a este extraordinario artista. Le vimos vender toda una exposición en “Arte Marcos”, esa bella Galería que tenía Fabiolita González por allá por la sexta, cerca de la casa de los Hoyos y del Centro de Arte Actual, que era el Museo de Arte de Pereira pequeñito.

Su obra, mágica, asombraba a los curiosos y formados asistentes. Su obra, mágica, original y única, era impresionantemente deseada y digna de coleccionarse. Su obra, mágica, original, única y encantadora, era y sigue siendo, extraordinariamente admirada y hasta envidiada.

Ahora vive en España, su segunda y querida patria. Y allí, su inspiración florece vertiginosamente.

El Maestro Miguel Angarita tiene su sello, sus trazos son muy personales, sus pinceladas son muy propias y sus trazos, en los dibujos y en las formas y figuras que arman sus perfectas composiciones, son además de muy suyas, impecables y repletas de una autenticidad inimitable. Casi que sus obras maestras no necesitan de su firma para que el observador reconozca que son del afamado y fino Angarita.

Recordamos siempre sus caballos y esos mágicos paisajes, cálidos, llenos de color y luz, pero tenemos que admitir obligatoriamente que sus desnudos y bailadores de tango, con ese tinte de erotismo poético, no son posibles en las manos de otro artista por buen dibujante que sea.

Su tenacidad en la manera como aborda la hoja de papel blanca, la tela, grande o pequeña que enfrentan sus ojos y/o cualquier superficie que tenga cerca, se llena de poesía, magia, encanto y asombro, cuando sus manos ayudadas con sus pinceles de distintos calibres o las crayolas o los lápices empiezan a dibujar en ellas, invadiéndose de los colores y de los espacios de luz indicados, para permitir que aparezcan allí, esas composiciones que asombrarán a los espectadores que en cualquier parte del mundo, en donde los senos perfectos de las rubias, las voluptuosas nalgas y los muslos erógenos de las mujeres más exóticas y pícaras, motiven las más pecaminosas ganas de desear a las reinas de este mundo: las mujeres de todas las tallas, razas y emociones.

Las obras que ahora dejamos ver de ustedes, amigos lectores, siendo bocetos unas, sugerencias otras e ideas las de más allá, son parte de esa imaginación que invade la capacidad creadora de este artista que, por obvias razones, es considerado como uno de los grandes de la plástica de nuestro país.

Esperamos sencillamente, que dentro de muy poco el Maestro Miguel Angarita, nos sorprenda con una nueva exposición, pues con ellas, tiene mucho que contar y con qué encantar, hasta a los seguidores más exigentes de cualquier parte de este planeta que debiera sufrir de un calentamiento más emocional que climático.

Así de singular.     

 

 

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -