18.4 C
Pereira
lunes, julio 4, 2022

Mauricio García y el potente Barranquismo

Es tendencia

- Advertisement -

Germán Ossa

El Barranquismo o arte tierra es una técnica escultórica muy propia de la ciudad de Armenia, y consiste en unas figuras hechas sobre tierra que se asoman a un espacio desde un barranco mirador. En estos barrancos el artista, con herramientas de construcción en mano como el palín o el regatón, va elaborando, que luego cubre con cemento y arena pasados por agua. En pocas palabras el Barranquismo es el arte de tallar en los barrancos.​

Lo que en la antigüedad fue una forma de expresión indígena se ha convertido, gracias a los creadores de esta técnica escultórica, en un importante hito del arte urbano en el Quindío, convirtiéndose estas obras en una especie de museo natural callejero que es objeto de admiración entre caminantes y viajeros.

Esta expresión artística, muy probablemente tiene influencia del arte escultórico griego o italiano, pero su fortaleza está en la intención de dejar huella en grandes formatos del respeto que sus “inventores” tuvieron por su historia y su entorno. Sus inventores un día dejaron liberar la curiosidad que sentían por la tierra y dibujar su arte en esta. La técnica en el barranco se convirtió en una expresión recuperada de las tradiciones ya que antiguamente los indígenas trazan su historia en las paredes, en las lomas, en los barrancos.​

El Barranquismo es uno de los más importantes patrimonios artísticos del departamento. De esta manifestación artística y cultural no se conoce oficialmente su práctica en alguna otra región colombiana.

 

Nuevas creaciones
Gracias al apoyo de José Roberto Murillo Zapata, alcalde del Municipio de Filandia (Quindío), y de la gestora social Rosa Elena González, su Primera Dama, el artista Mauricio García genera el nacimiento de algunas esculturas de esta escuela sobre las laderas de la colina iluminada de su municipio, en todo el Ecoparque Mirador, emblema de tan bello municipio.

Estas obras son de mucha importancia, pues están elaboradas en una nueva técnica basada en la resistencia dada a diversas texturas y la inclusión de la participación de los turistas foráneos y locales que han interactuado en ellas.

El reciclaje de cerámicas, vidrios, espejos y acero fue fundamental en su elaboración, todo en pro de cuidar el medio ambiente, obsesión del artista.

El trabajo fue arduo y lleno de largas jornadas. La cultura Quimbaya está allí presente, pero unas inmensas manos y una enorme taza de café, han servido para darnos una muy nueva y buena muestra de la creatividad de este artista que poco a poco se está haciendo reconocer.

Bien por la creatividad quindiana. Bien por este nuevo artista que nace y crece.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -