18.9 C
Pereira
sábado, junio 22, 2024

Textos breves de Germán Ocampo Correa

EL INQUISIDOR MAYOR

El Inquisidor Mayor oró y ayunó pidiendo iluminación. La revelación llegó después de una larga noche de expiación y profundas cavilaciones. Ya sabía cómo darles un escarmiento ejemplar a los apóstatas de la fe que tenía encerrados en sus mazmorras.

 

SUICIDA

Después de varias horas de estar a solo centímetros del abismo, dudando entre el paso definitivo hacia la nada o la vida, regresó a su casa, contempló en silencio a su esposa y sus dos pequeños hijos, quiso abrazarlos y pedirles perdón, pero sus manos acariciaron el aire.

Entonces supo que quien había regresado no era él, su cuerpo destrozado yacía en el fondo del abismo.

 

UN CUENTO DEL BICENTENARIO

El 7 de agosto de 1819, se celebraron muy temprano en la mañana dos homilías distintas. Simón Bolívar pidió la libertad para el pueblo granadino a la virgen morenita protectora de los débiles y oprimidos. Por su parte, José María Barreiro le solicitó a su ilustrísima majestad, la virgen de la Macarena, la victoria segura, para su ejército realista que estaba mejor equipado y oró para que sus huestes fuesen valientes, confiado plenamente en las altas posibilidades de triunfo para su ejército.

 

En el cielo hubo un gran revuelo y la virgen se inclinó por la victoria de los patriotas y, para disimular un poco la estrategia, introdujeron la novedad de los lanceros de Juan José Rondón, los Centauros. Pero el diablo metió baza en el camino y para equiparar los ruegos, nos regalaron después los largos años de la patria boba.

 

Es que la libertad para el esclavo es un yugo nuevo que no sabe sobrellevar.

 

COMO GOTAS DE AGUA

Ante el cadáver de su hermana gemela, su “gota de agua”, como solía llamarla, lloró tan tristemente la niña, que la muerte compadecida se la llevó también, para que le hiciera compañía a su otro yo.

 

SUPERMAN

Contigua a la clínica siquiátrica más importante de la ciudad, debieron construir un pabellón reforzado con acero, que pudiese resistir los continuos ataques de demencia senil de Superman.

Nadie había podido pronosticar que el Alzheimer sería la kriptonita que destruiría su super poderoso cerebro.

 

UN OSCAR PÓSTUMO

Para la actriz aquel fue el papel de su vida. Su notable actuación le mereció el máximo galardón.

Hasta la escena representada de la muerte de la protagonista fue un éxito. El veneno contenido en la copa, que con tanta naturalidad bebió, era real.

 

DISCUSIONES

Dos ebrios discuten en mitad de la noche. Han despertado a todo el vecindario con sus gritos e insultos. Se acusan mutuamente de haberse traicionado como amigos. Llaman a sus esposas y la algarabía sube de tono, las mujeres chillan como animales, se insultan y se zurran mutuamente, hasta que de repente, Dios o el diablo, no sé quién, mete baza en la discordia y pone en boca de uno de los borrachos la solución mágica: “Si a usted le gusta mi esposa y a mí me agrada la suya, que cada quien se vaya con la de su preferencia”. Los cuatro se alejan abrazados y bromeando, zigzaguean ebrios de amor y promesas. Yo me he quedado despierto y me atormenta el pensar que mañana volverán a estar sobrios.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -