Poemas de Luz Adriana Ortiz Ángel

Nacida en Marsella (Risaralda), transcurriendo su crianza entre Caldas y el Chocó donde alcanzó su mayoría de edad y terminó sus estudios secundarios, su carrera profesional la adelantó en la Escuela Superior de Administración Publica en Riosucio ( Caldas), donde se graduó como Profesional en Administración Pública, aunque su vida laboral ha girado siempre en torno al periodismo y actividades comerciales.

Actualmente reside en el municipio de Marmato (Caldas) donde cuenta con personas de su confianza y cariño y que le han inspirado algunos versos. Escribir fue por mucho tiempo solo una manera de desahogarse, guardando sus poemas en un cuaderno que nunca compartía hasta que el Encuentro Regional de Poetas en el año 2018 le dio la oportunidad de compartirlos por primera vez viendo con sorpresa la positiva reacción del público a sus escritos. Su cariño hacia Dios está plasmado en muchas de las poesías que escribe, se siente agradecida con él por cada etapa que le permite vivir, cada obstáculo que le permite sortear y cada persona buena que pone en su camino, como el escritor e historiador Jorge Eliécer Zapata Bonilla quien, según ella, fue fundamental en su ingreso al mundo de la literatura.

AMOR EN SILENCIO AHOGADO
No sé cómo pero logras conquistarme
si lo intentas o no, no es importante
sólo sé que con tus ojos me atrapaste
Y que esclava soy de tu mirada penetrante

En esa tarde casi noche tú lograste
que te amara y que por ti me apasionara
y aunque pusiera en otro lado mi mirada
No lograré sacarte de mi alma

¿Te gusta verme llorar?… a mí me encanta
pues llorar para ti refresca el alma
y es que puedo ver tu mano más que santa
secando con ternura y tanta calma
las lágrimas que brotan de mi alma
Por eso digo te amo y yo lo siento

Lo siento y créeme, me duele tanto
cuando no puedo expresar mis sentimientos
cuando nada de mi amor a ti te ofrezco
cuando no le grito al mundo que te quiero
Cuando soy como una hoja sobre el viento
cuando no puedo decir quién es mi escudo
en esas noches en que siento que me muero
y la almohada no me alcanza para el nudo
que se me hace en la garganta en el silencio
si pienso que este amor se está muriendo

Siento miedo y ganas de llorar cuando recuerdo
que no conozco yo el amor y mi maestro
tal vez se aleje de mí y en el silencio
dejé mi alma triste y sin consuelo.

**********

QUERERTE ES…
Perpetuar el silencio
inmortalizar la ausencia
acariciar la soledad
amar la melancolía

Llorar con alegría
reír con nostalgia
Soñar con un despertar y
despertar sin un sueño

Es querer cambiar para que me aceptes y
aceptar que no quiero que me cambies
es amarte yo y entenderme tú
mientras entiendo, que no me amas.

**********

CUANDO NO TE SIENTO
Si tan sólo te mirara o me miraras
Si tan sólo te escuchara o me escucharas
Si pudiera sentir el calor de tus palabras
quemar el frío de tu ausencia en mi nostalgia

Si la soledad no fuera mi consuelo
y el silencio mi amigo y compañero
si no sintiera en las noches que me muero
por no escuchar tu voz, esa que anheló
porque aunque creo en tu presencia, no te siento
Porque aunque creo en tu palabra, no es mi aliento
porque no siento que te tengo que estás dentro
pues me faltan tus caricias y tu fuego.

Señor, a veces siento que no puedo
que soy como las hojas en el viento
pero de momento este es mi aliento
que tú estarás conmigo buen maestro

Que tu mano me guiará a pesar del fuego
que tu paz me sostendrá en el desaliento
Que en las noches no hay temor porque tus brazos
Me rodean con gran amor y en ti descanso.

**********
SIN TI
Que alguien mencione tu nombre para traerme la calma
que hablen sólo de tu lumbre para iluminar mi alma
no sé pero entre los miles mi corazón está solo
Si de mil temas se habla y no estás ni en uno solo
se me acaba la esperanza y la muerte es mi socorro

Escúchame, quiero hablarte
no hay aliento de llamarte
no hay deseos de esperarte
ni fuerzas para buscarte
o las fuerzas son tantas que agotan mi cuerpo
y tanto el deseo que consume mi aliento

Sólo quiero que sepas que en el mundo he  buscado
Y esa luz de tus ojos en ninguno he hallado
que la dulce esperanza de correr a tus brazos
la he buscado también y asimismo he fallado
por eso no tengo amigos
por eso no tengo nadie
porque en todos yo te busco
y no he podido encontrarte.