Bolívar en televisión

Alfredo Cardona Tobón*

Caracol TV ha estado presentando una serie sobre Bolívar en el horario de nueve a diez de la noche. Algunos espectadores la han criticado porque la audiencia no ha sido tan grande como en otras superproducciones de televisión. Pero es muy difícil que de la noche a la mañana se cambie el gusto pervertido por tantos años con temas de narcos, putas y ladrones.
A mi me parece una buena obra. No tiene la espectacularidad de las producciones gringas, pero ilustra sobre la vida de nuestro personaje mas importante y nos muestra una época desconocida para muchos, porque en Colombia casi no se lee y no se entiende lo poco que se lee.

Observaciones Tengo algunas observaciones:
Los libretistas están falseando información. Aunque en una novela de ficción la imaginación hace parte de la estructura, debe respetarse la base histórica.
En la parte donde figura Luisa Crober, se le muestra como una aventurilla de unas noches, se desconoce que su apoyo fue vital para que Bolívar y su gente permanecieran en Jamaica y pudieran pasar a Haití, donde organizaron la invasión a Venezuela.. Otro pasaje falseado es el de Pepita Machado, doña Pepa, que fue algo más que la moza de turno del Libertador y que no aterrizó en los llanos ni estuvo en Tunja, como se ve en televisión, sino que tuvo un largo camino al lado de Bolívar por los cayos e islas del Caribe. Pepita fue la mujer que compartió las peores horas en la vida del Libertador.

Los libretistas pasaron de largo la campaña admirable, el éxodo a Barcelona, la ocupación de la Guayana. Hubieran podido recortar las escenas de alcoba y fijarse más en el lucha independentista y en la Patria Boba con el ataque de Bolívar a Santa Fe de Bogotá y su lucha al lado de los momposinos.

Una corrección
El perrito macuchí que le regalaron a Simón Bolívar en la marcha de Mompox a Caracas, no se lo dieron al Libertador con un esclava sino con un esclavo de apellido Tinjacá, a quien la tropa llamó el Edecán del Macuchí, y protagonizó con el perrito uno de los capítulos más tiernos y dramáticos en la independencia americana. (ver Tinjacá y el perro nevado: los fieles amigos de Bolívar en historiayregion.blogspot.com).

Otra observación
Pepita Machado no pasó por el páramo de Pisba y no acompañó al Libertador en la campaña de los llanos. Ella viajó cuando Bolívar estaba en Santa Fe y murió de tuberculosis en Achaguas, un pueblito llanero venezolano, cuando iba hacia la capital colombiana .

En cuanto a Rook, oficial de la Legión Británica, murió en el convento de Belencito, cerca de Duitama, tras cortarle un brazo destrozado por la bala de un cañón. No siguió a Bolívar después de la batalla del Pantano de Vargas, donde derrochó valor y osadía. Vivó a la patria antes de morir, al preguntarle por cual patria dijo que por la patria que guardaría sus cenizas.

Volviendo con Pepita Machado: en la telenovela la ponen confeccionando uniformes para los patriotas en la ciudad de Tunja. Es falso y el guionista olvidó que fue Juana Velasco de Gallo quien costeó los materiales y dirigió la fabricación de ropa y uniformes para la tropa republicana.

Los actores
El trabajo de los actores has sido muy bueno: Bolívar niño y Bolívar jovencito se caracterizan exitosamente al igual que las compañeras de turno del Libertador, pero el Bolívar adulto me parece muy acartonado. Hay bellos paisajes e interrelación de personajes y escenarios.

Está muy bien logrado el paso por el páramo de Pisba y la batalla del Pantano de Vargas, también el duelo del oficial Giraldo con Reyes Patria. Me siguen pareciendo exageradas la niñerías de Manuelita, ni el más flemático inglés se aguantaría una mujer quebrando vajillas y haciendo lo que le diera en gana.

Aún no se ha realzado el valor de Manuelita: su intrepidez, el patriotismo y su papel en la liberación de Lima, cuando con Rosita Campuzano convencieron al hermano de Manuela, José María Saenz, de pasarse con el batallón Numancia de las filas realistas a los campamentos patriotas.

El trato de Bolívar hacia Córdova es irrespetuoso, no creo que el héroe antioqueño, con el carácter que tenía se hubiera dejado mangonear de esa manera.

Es muy pobre el escenario del encuentro entre Sanmartín y Bolívar, hubo más fasto, más personajes, más boato en ese encuentro y no ese pálido encuentro de un general cansado y enfermo con otro prepotente y ambicioso.
Respecto a Santander, poco a poco han ido definiendo a este personaje que aunque valiente fue un obsecuente seguidor de leyes sin alma, de incisos estúpidos y faltos de humanidad que se heredaron y crearon lo que hoy llamamos santanderismo.
Pese a todo yo personalmente prefiero ocupar mi tiem

po viendo la serie de Bolívar en TV, pese a sus errores, que gastando mis ojos en estupideces como Los Reyes o viendo el refrito de Leidy y la basura del lumpen antioqueño.

(Para mayor información sobre los personajes los invitó a entrar al blog historiayregion.blogspot.com a los artículos Luisa Crober- injacá y el perro Nevado-Bolívar y Pepita Machado- La Señora de Paita-Fanny de Villar y el Libertador).
*Miembro Academia Pereirana de Historia y Academia Caldense de Historia.

1 comentario en “Bolívar en televisión”

  1. Muy bien lograda la serie televisiva de Bolivar. Programas como éstos son los que nuestra televisión debe patrocinar y transmitir en horarios asequibles; no narconovelas ni seriados que nada aportan al televidente, sino basura.

Los comentarios están cerrados.