15.3 C
Pereira
jueves, octubre 6, 2022

Miguel Angarita… ?Diferente!

Germ?n Ossa

El Maestro Miguel Angarita es uno de esos grandes que hemos tenido la oportunidad de tener en nuestra ciudad dos veces en cuerpo y alma.

La primera, por allí por la ?poca de Arte Marcos, Galer?a que sirvi? de escuela a muchos que ahora viven del arte y hoy, invitado por la Secretar?a de Cultura para mostrarnos lo más reciente de su producci?n, en esa fiesta pict?rica y pl?stica que se cobija bajo el nombre de Corto Circuito, con el artista James Llanos como l?der de la Sala ?Carlos Drerws Castro?.

En aquella oportunidad nos deleit? con una serie de desnudos impecables, que se fueron vendiendo uno a uno, hasta dejar la Sala impresionantemente vac?a. Luego, le fuimos viendo otras de sus creaciones, hermosas también, en donde las parejas de baile de tango, los caballos, los paisajes y más desnudos, embellec?an cientos de telas en todos los formatos habidos y por haber.

 

El de hoy, diferente

Hoy, muchos años despu?s, el Maestro llega de nuevo a nuestra ciudad, con una colecci?n de trabajos muy diferente. Una serie de pinturas repletas de una energ?a visceral ?nica, armadas con una mástica inimaginada, compuestas cada una de una serie de obras que dependen una de la otra, hasta construir una final impecable, perfecta, ?nica y definitivamente, irrepetible. Sencillamente se trata de una serie de obras maestras que dan un toque a esa sala? que las exhibe hoy por hoy.

El Maestro se ha encerrado en su taller, allí en Espa?a donde vive, desde hace algunos meses, a elaborar esta colecci?n de piezas que si se quiere, cuentan toda una historia, una pel?cula, una novela. En ellas se habla de situaciones, momentos, sitios, acontecimientos, imaginaciones, sue?os y anhelos que experimenta el artista con sus viajes y vivencias y que retrata de manera perfecta, con sus trazos perfectos en los sitios ideales y precisos.

Es una obra que hay que mirar despacio, como cuando se lee un libro que nos interesa. Es una obra que requiere del respeto de la mirada, as? como el Maestro puso el suyo, cuando se anim? a hacer un trabajo diferente, del que ven?a haciendo desde tiempo atr?s. Admiramos profundamente esos reflejos, esas mixturas crom?ticas, que son sencillamente? poemas que se pueden acariciar.? ?

 

Dice de su obra

?Las im?genes que dibujo y pinto son historias varias que proceso, de diferentes generaciones y situaciones, las cuales interpreto con imaginaci?n contempor?nea. Son parte de la vida cotidiana, momentos que vemos y vivimos en nuestro entorno citadino: parques, calles, teatros, salas de cine, discotecas, bares, centros comerciales, etc. Tomando informaci?n de todos los medios: peri?dicos, revistas, videos, fotos, pel?culas, rostros, figuras que pasan frente a nosotros que miramos pero no vemos. Son como fantasmas ensiluetados, recortados, gente de la calle de todo g?nero: hombres, ni?os, mujeres que en cualquier momento reconocemos pero que desaparecen, como ocurre en la realidad. Son instant?neas de un instante. Una realidad que no es lo que parece??

Artículo anteriorLa biblioteca de Las Artes
Artículo siguienteNueva

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -