21.4 C
Pereira
sábado, enero 28, 2023

La escritura es una forma de sanación, dice Elvira Sánchez Blake

Sobre sus acciones futuras dice que quiere sumar un nuevo libro a los cinco que ya tiene escritos y para eso está trabajando con mucha decisión.

 

Manuel Tiberio Bermúdez

Elvira Sánchez Blake presentó en Cali “Suma paz: la utopía de Mario Calderón y Elsa Alvarado”, un libro doloroso en el que cuenta la historia de dos ambientalistas que fueron asesinados en Bogotá.

Es un trabajo que recoge la vida y obra de Mario y Elsa, y para cuya escritura la autora hizo uso de la entrevista y el testimonio con allegados, amigos y familiares como fuentes para el libro.

Del trabajo realizado la autora dice: “En este libro cuento la historia de los ambientalistas del Cinep que fueron asesinados el 9 de mayo de 1977 en su apartamento. Los sicarios mataron a Mario y a Elsa y de paso a su padre, Carlos Alvarado, que estaba allí. Sobrevivió un niño al que mucha gente comenzó a llamar ‘el niño del closet’ porque se creó la leyenda de que la mamá había escondido el niño en el closet para que no lo mataran, pero eso no fue así”.

“Yo retomé la vida de ellos. En el libro hay fotos, entrevistas, testimonios de más de cuarenta personas con las que hablé en todo el proceso de escribir el libro, que tiene un marco ambiental. Está dividido en cuatro capítulos que simbolizan los elementos de la naturaleza: agua, fuego, tierra y aire. Tiene una estructura como de novela pero en realidad no lo es. El libro es una crónica literaria pues se basa en hechos reales, en los textos que ellos dejaron, pues ambos escribían, y en documentación judicial sobre el crimen”.

Que se conozca

Pero Elvira no se ha limitado a contar el suceso de la muerte de estos ambientalistas. “Yo —dice la autora— quiero que se conozca este caso que conmovió al mundo y que se basa en una historia de amor preciosa. Él era un ex jesuita y ella una mujer joven. Se enamoraron, él dejó los hábitos y crearon una organización, las redes de reserva de la sociedad civil, para proteger el medio ambiente, y se dedicaron a la protección del páramo de Sumapaz”.

 

 

 

 

 

 

 

“Quiero que se conozca la historia de amor personal pero también la de su amor por la naturaleza, los proyectos que dejaron, el legado que aún subsiste, los proyectos que emprendieron y que aún se siguen”.

El hijo de ellos, que sobrevivió, creció para descubrir que esos papás que él tuvo eran unos seres fantásticos, y en la actualidad él ha tomado la bandera que ellos dejaron. El libro termina con la sección que se llama “aire” y que se refiere al futuro; finaliza con una nota esperanzadora de que tal vez las cosas pueden cambiar, y que ojalá tomemos conciencia de lo que ha pasado en Colombia, pero para cambiar, no para repetir.

Una semilla

¿Qué anima a escribir historias a una persona en este mundo tan banal? La respuesta de Elvira es: “No todo el mundo es tan banal; lo importante es sembrar una semillita. A veces alguien mira el libro y no les interesa, pero de pronto alguna persona se interesa y esa persona que recoja la semillita vale para mí todo el esfuerzo realizado”.

El libro Suma paz se publicó en 2021. Ya ganó la Medalla de Oro de los International Latino Book Awards a la mejor biografía escrita en español por una latina. Está traducido al inglés y cada vez hay más interés por su lectura. Parece que está logrando lo que la autora desea: crear conciencia. El libro está prologado por Francisco de Roux, quien fuera presidente de la Comisión de la Verdad.

Sobre sus acciones futuras Elvira dice que quiere sumar un nuevo libro a los cinco que ya tiene escritos y para eso está trabajando con mucha decisión.

Sus títulos hasta hoy publicados son Patria se escribe con sangre: testimonios de mujeres en el conflicto colombiano; Voces hispanas siglo XXI; El universo literario de Laura Restrepo: compendio crítico, y Espiral de silencios, novela sobre la visión de la guerra de mujeres colombianas.

Una reflexión para quienes desean escribir: “Yo le digo a todo el mundo, pero especialmente a los jóvenes, esto de las terapias, de la autoayuda y la superación personal, eso se cura todo con la escritura. Nunca he necesitado un sicólogo, pues si tengo un momento de crisis, lo que hago es escribir y escribir y eso cura todo. La escritura es una forma de sanación”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -