17.4 C
Pereira
viernes, junio 24, 2022

La Defensoría del Pueblo irriga cultura

Es tendencia

- Advertisement -

Germán Ossa

La Defensoría del Pueblo es un órgano constitucional y autónomo creado por la Constitución de Colombia de 1991 en su Capítulo II: Del ministerio público, con el propósito de “velar por la promoción, el ejercicio y la divulgación de los derechos humanos” dentro del Estado social de derecho, “democrático, participativo y pluralista”, así como la divulgación y promoción del Derecho Internacional Humanitario.
La Defensoría del Pueblo es uno de los órganos de control del Estado colombiano y está vinculada al Ministerio Público; por lo tanto el Defensor del Pueblo ejerce sus funciones bajo la dirección del Procurador General de la Nación.

La organización y funcionamiento de la Defensoría del Pueblo en Colombia está regulada por la Ley 24 de 1992 y demás normas que la adicionan o modifican.
El Defensor del Pueblo es elegido cada cuatro años por la Cámara de Representantes a partir de una terna enviada por el Presidente de la República para un período de cuatro años, contado a partir del 1o. de septiembre de 1992. Es decir que en su elección no participa el Senado.

Funciones
El Defensor del Pueblo velará por la promoción, el ejercicio y la divulgación de los derechos humanos, para lo cual ejercerá las siguientes funciones:
Orientar e instruir a los habitantes del territorio nacional y a los colombianos en el exterior en el ejercicio y defensa de sus derechos ante las autoridades competentes o entidades de carácter privado.
Divulgar los derechos humanos y recomendar las políticas para su enseñanza.
Invocar el derecho de Habeas Corpus e interponer las acciones de tutela.
Organizar y dirigir la defensoría pública en los términos que señale la ley.
Interponer acciones populares en asuntos relacionados con su competencia.

La cultura
La cultura hace parte de sus intereses, toda vez que la Defensoría permanentemente edita folletos, plegables, revistas y libros donde deja consignadas una serie de orientaciones en este territorio por las cuales se preocupa profundamente.

Es menester mostrar en esta reflexión, algunas de ellas, las cuales se pueden conseguir en la sede que tan importante oficina ostenta en nuestra ciudad, la cual está ubicada en el piso 12 del Edificio del Lago, y que lleva el número 30.

Dichas publicaciones, además de orientar al lector sobre la tutela, los códigos de procedimiento en lo administrativo, los actos administrativos, los observatorios indígenas de políticas públicas de desarrollo y derechos étnicos, informar sobre las conciliaciones y proporcionar los medios para ello, orientar sobre la realización de los derechos económicos, sociales y culturales de toda nuestra sociedad, sobre los derechos a la autonomía de los pueblos indígenas y en general sobre los derechos humanos, trabaja en la orientación explícita en la justiciabilidad de los derechos económicos, sociales y culturales en el ámbito nacional.

Dos libros
Hermosos, interesantes, fundamentales y necesarios son entre otros, dos libros que queremos destacar, además de los Cuadernos de Paz que se publican periódicamente : “Guía para el control ciudadano a las políticas públicas territoriales”, que es un trabajo profundo sobre los derechos económicos, sociales y culturales y la planeación territorial y “Qué es el derecho a la vida”, un texto que orienta sobre el desarrollo de las actividades de promoción y divulgación de los derechos humanos, el derecho internacional humanitario y la participación para la incidencia en las políticas públicas en todo el territorio nacional.

Excelente tarea la que en nuestro medio lleva a cabo la Defensora del Pueblo, Dra. Elsa Gladys Cifuentes, toda vez que gracias a su formación política y humanística y su condición de mujer de manejo de poder y su amor por las artes y la cultura en general, porta las herramientas necesarias para llevar las cosas a buen puerto.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -