14.7 C
Pereira
viernes, febrero 3, 2023

Itinerancia visual y estética urbana

*Giovanni Rengifo López

La fotografía en mi caso ha sido un ejercicio natural y espontáneo que se ha complementado con la necesidad  imperiosa  de recorrer la ciudad como un nómada recurrente de las calles y los recodos de asfalto. En los constantes desplazamientos por los pasajes urbanos, se ha construido una íntima complicidad entre la fotografía y la ciudad inimaginable que todos conocen pero pocos comprenden. La ciudad oculta, marginal, somnolienta, nocturna, exuberante, caótica, sobrepoblada y atiborrada de gente que no siempre es consciente del espacio que habita y de sus contantes transformaciones.

En el caminar se ha construido quizás una mirada personal de esta ciudad y de otras tantas por las que he pasado como un lector consumado de las sombras y de los rasgos más indefinidos de los entornos urbanos. Una estética de las sombras y quizás de lo marginal que no deja de ser intimidante, peligroso e indescriptiblemente bello.

Lo que recogen mis imágenes son pequeños retazos y fragmentos de una realidad compleja que no deja de construirse y recrearse en el lenguaje inagotable de la imagen.

Durante casi 20 años de trayectoria artística, han sido diversos los trayectos y recorridos que he logrado adelantar y quizás comprender.  Son muchas las historias y los recorridos a través de la vida de las personas. Algunos de estos proyectos se han llevado a salas de exposición y han sido premiados en distintos concursos.  El último de estos trabajos ha sido la obra “Susurros del Río Otún” que fue reconocida con el primer puesto del premio de fotografía “Pereira Ciudad Prodigio” de la convocatoria estímulos 2021.

Esta propuesta es particular, ha pretendido resaltar la belleza y la intimidad de los parajes y los escenarios característicos de la cuenca media del río Otún y sus inmediaciones. La secreta interacción del lugareño, del habitante natural que transita desprevenido entre la simpleza y el esplendor de un entorno que no deja de sorprender a pesar de los cambios ocasionales derivados del paso del tiempo y el accionar del hombre.

En la contante e inevitable transformación del espacio, se hace necesario encontrar nuevas formas de representación que permitan la resignificación de los lugares comunes, del espacio compartido. En este sentido, la fotografía siempre será un lenguaje preponderante e imprescindible.

*Licenciado en español y Comunicación Audiovisual de la UTP.

-Fotógrafo Pereirano nacido en 1976.

-Docente de comunicación y fotografía.

 

 

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -