Mis premios Óscar 2020

Germán Ossa

La academia de cine de Hollywood prepara para el 9 de febrero próximo, la edición número 92ª de estos premios, cuya gala se celebrará en el Teatro Dolby de Los Ángeles.

Joker, de Todd Phillips, que tiene en sus entrañas la mano metida del genio Martín Scorsese, es la favorita a los Premios Oscar 2020, con 11 nominaciones. Le siguen, con 10 candidaturas, El irlandés, de Martin Scorsese, Érase una vez en… Hollywood, de Quentin Tarantino, y 1917, de Sam Mendes.

LAS MEJORES PELÍCULAS

Le Mans’66; El irlandés; Jojo Rabbit; Joker; Mujercitas; Historia de un matrimonio; 1917, Érase una vez… en Hollywood; y Parásitos, según reza una decisión de esa tal academia. Pero a decir verdad, las finalistas y justas merecedoras de esa estatuilla, son Joker; Érase una vez..en Hollywood; El irlandés y Parásitos, que si no fuera porque es coreana y “no hecha en Hollywood”, debería arrastrar con dos galardones, la mejor del año y la mejor película extranjera.

Mejor actriz

Cynthia Erivo, por Harriet, Scarlett Johansson, por Historia de un matrimonio, Saoirse Ronan, por Mujercitas, la bellísima Charlize Theron, por El escándalo y la que debe recibir esa estatuilla, la también hermosa y extraordinaria artista, Renee Zellweger, que nos recuerda con pelos y señales a la mamá de Liza Minnelli,  por Judy.

JOKER

El Mejor actor, está entre Antonio Banderas, por Dolor y gloria, Leonardo DiCaprio, por Érase una vez… en Hollywood, Adam Driver, por Historia de un matrimonio, Jonathan Pryce, por Los dos Papas y Joaquin Phoenix, quien debe llevarse a casa ese muñequito dorado por su fantástico personaje: Joker.

COREA DEL SUR

La Mejor dirección estará en las manos de uno de estos genios: Martin Scorsese, por El irlandés, Todd Phillips, por Joker, Sam Mendes, por 1917, Quentin Tarantino, por Érase una vez… en Hollywood y el surcoreano  Bong Joon Ho, por Parásitos, quien a decir verdad, podrá darnos una sorpresa, aunque los gringos, ya lo sabemos, prefieran a su Tarantino y a Scorsese, mago fabricante de grandes historias y grandísimos actores, pero que en este realizador tendrán un fuerte competidor que viene de recibir aplausos no solo en la entrega de los Globos de Oro y de la Crítica especializada en Hollywood, sino que viene de hacer las  películas películas más taquilleras de los últimos años en su continente asiático: “El expreso del miedo”, “The Host”, “Okja” y “Memorias de un asesino”. Está por verse.

LO MEJOR DE ESTE AÑO

Nunca antes, en la historia de entrega de estos premios, los que se han considerado los más importantes en la historia del cine, la atención de nosotros los cinéfilos, se había centrado en la elección del Mejor Actor de reparto o secundario, pues en esta oportunidad se lo pelean actores que ya han hecho historia por sus protagónicos en muchos filmes. Cosa rara. Uno no sabe qué puedan sentir en su interior estos artistas que ya se han llevado a casa su Óscar, y en más de una oportunidad y por papeles y representaciones inolvidables, de corte protagónico y fundamental para el cine, ahora que compiten por una categoría menor (porque así es), que en otras épocas, en otros años, ha servido y de manera fundamental, para cotizar a trabajadores de la actuación que buscan ser reconocidos y cotizados para películas y contratos posteriores.

Un Tom Hanks, por Un amigo extraordinario, un Anthony Hopkins, por Los dos Papas, un Al Pacino, por El irlandés, un Joe Pesci, por El irlandés y quien debiera subir al escenario por su estatuilla, Brad Pitt, por Érase una vez… en Hollywood, pues no solo no ha ganado nunca este premio, sino que en la cinta de Quentin Tarantino, hace un tan extraordinario ejercicio de actuación que se mezcla con un personaje central, capaz de imitar a un stunt-man (doble), que en ocasiones, le roba protagonismo a Leonardo Di Caprio que funge como protagonista de la historia que nos remonta al Hollywood de los años sesenta.

Sería hermoso experimentar un espectáculo asombroso esa noche del 9 de febrero en ese lujoso teatro, el cual sería ver subir al escenario a Tom Hanks, a Al Pacino, a Joe Pesci y a Anthony Hopkins, para entregarle el Óscar a Mejor Actor de Reparto a Brad Pitt, que se lo merece.

El cine nos debe dar para soñar con esas cosas. Sería la mejor película de todas.