La diversidad de lo bello y lo sublime

Erika Gallego Becerra

Bajo las campanas de la iglesia San Pedro Claver, un bello e imponente templo de la ciudad amurallada, el domingo 12 de enero el festival de música de Cartagena se despidió con el concierto titulado ‘‘Ópera a la plaza’’ con obras de Antonio Salieri, Amadeus Mozart y Rossini, interpretadas por la Camerata Salzburg junto a siete cantantes nacionales y extranjeros.

 

Durante nueve días la ciudad de Cartagena fue escenario de la magia donde los sonidos de tradición clásica y latinoamericana, contagiaron a los espectadores de lo Bello y lo Sublime, temática del año, invitación a un recorrido por el clasicismo y romanticismo europeo, donde Franz Schubert, Beethoven, Mozart y Haydn fueron invitados especiales.

 

En escenarios emblemáticos dentro y fuera de la ciudad amurallada participaron más de 250 artistas nacionales e internacionales y se llevaron a cabo numerosas actividades como las acostumbradas clases magistrales (cuerdas frotadas, percusión sinfónica, piano, vientos madera, canto lírico, vientos metales, guitarra y composición) y de lutería (reparación, construcción y mantenimiento de instrumentos musicales), conversatorios con expertos y la exposición ‘’El cielo y la tierra’’ con Álvaro Barrios, creador de la imagen del XIV Festival.

 

Artitas renombrados

La mezzosoprano Elizabeth Kulman, la Camerata Royal Concertgebouw Orchestra y el director Christoph Koncz hicieron parte de los artistas más renombrados de la edición. Juntos tuvieron la privilegiada tarea de dar inicio a lo que vendría en los próximos días; el concierto tituló ‘’Schubert y el estilo clásico’’ que, de forma similar a la bella arquitectura del histórico Teatro Adolfo Mejía donde se realizó, encierra más de cien años de historia. Uno entre las amplias columnas, palcos y grabados de la cúpula y otro a través del canto, el piano y toda una camerata. 

 

19Entre los conciertos más destacados se encuentra ‘’Un viaje sin rumbo’’ donde la brisa del mar, el sonido de los barcos y el agua al caer, enmarcan la inigualable escenografía del Puerto de Cartagena, que sonó al ritmo de Ástor Piazzolla, Lucho Bermúdez, Freddy Mercury y hasta Metallica, interpretados por la Orquesta Sinfónica de Cartagena, dirigida por Juan Pablo Noreña, y por el inusual y divertido Prague Cello Quartet.

 

Versatilidad musical

“Forma clásica popular e improvisación’’ fue otro de los conciertos que vale la pena resaltar por su gran versatilidad en instrumentos, que lejos de ser exagerado e inoportuno, alcanzó un nivel de sofisticación, sencillez y belleza. El concierto realizado en el Centro de Convenciones inició con el Trio Madeira (Brasil) compuesto por guitarra, mandolina y la particular guitarra de siete cuerdas, recorriendo las tradiciones musicales brasileras como la samba y el chorro (llanto).

 

El compositor y tiplista colombiano Lucas Saboya también hizo parte de la velada con su Concierto para tiple y orquesta de cuerda. Aproximadamente veinte minutos de frenesí en un vaivén de pura tranquilidad, cortesía de los impecables solos del instrumento solista y del acompañamiento de la Orquesta de Cámara de Colombia dirigida por Federico Hoyos. Si existe algo sublime es esto. 

 

Concluyendo el concierto y la noche, sonó el arpa llanera de Elvis Díaz y el cuatro de Zahira Noguera, también acompañados por la Orquesta de Cámara, interpretando Travesías de Mauricio Lozano.

 

Los aplausos prolongados e intensos del público confirman que es un concierto para no olvidar.

 

Festival que se expande

Este año además del programa de conciertos que incluyó cinco gratuitos, se realizaron una serie de actividades adicionales con el objetivo de fortalecer la dinámica musical desde las bases, con laboratorios de investigación y hasta ventas de productos y servicios en torno a la industria musical contemporánea. Esto último gracias al nuevo y ahora permanente espacio de Suena Latinoamérica, un centro de experiencias musicales donde editoriales, productoras, empresas, creadores y proyectos diversos pudieron presentar y ofrecer sus servicios al público en general.

 

  Youtube Lounge: academia de creadores. Herramientas y estrategias para el manejo de una de las plataformas más importantes de la industria.

– Conversatorios sobre tecnología, partituras, lutería, industria, jazz colombiano, entre otras temáticas de interés para el país.

– Laboratorios de investigación y academia: hallazgos, productos y propuestas de las facultades de música de la Universidad de Los Andes, la Universidad Juan N Corpas y la Universidad Nacional de Colombia.

– Expo Música: oferta de productos y servicios de la industria musical.