Jonathan Cano López, arte joven y vital

Germán Ossa

Chucho Navarro es un antojado del arte santuareño que conocimos hace más de veinte años, por su manía de comprar obras de arte de los creadores del departamento y que atesoraba con una pasión aterradora.

 

En su pinacoteca hay obra de todos los artistas que han gozado de prestigio y reconocimiento no solo en nuestro territorio departamental, sino nacional e internacional.

 

En las paredes de su casa en Estados Unidos y donde las sobrinas, aquí en Pereira, lucen hermosas obras de Carlos Hoyos, Lucy Tejada, Antonio Valencia, Yesid Correa, Germán Valencia, José Fernando Zuluaga, Jorge Flórez, Mario Bustamante y Fabio su hermano, Jesús Kalle, John Jaimer Morales, Sebastián Molina, Albeiro Cano, Albeiro Quintana y muchos otros más.

 

Gracias a su condición de mecenas, de animador a sus coterráneos, de personalidad de impulsador y gestor, es que hemos podido conocer muy de cerca a los artistas de su tierra, como a don Albeiro Cano, Sebastián Molina y Javier Bedoya, entre muchos otros.

 

Pero gracias a él también pudimos conocer al joven Jonathan Cano, hijo de Albeiro quien, con solo 20 años de edad, ya está demostrando que va a ser un gran representante de la plástica de nuestro departamento.

 

Trabaja de manera insistente, dibuja vertiginosamente, toma uno y otro papel y colores de diferentes calidades y raya esas superficies creando una amplia gama de figuras que animan los ojos de nosotros los observadores.

 

Tiene un estilo muy particular, toda vez que no se casa con uno en particular, pues mezcla varias tendencias artísticas actuales, centrado en un arte realista y el Pop Art, muy moderno, muy ágil, muy dinámico, razón por la cual revoluciona todos los conceptos y calificativos de esas escuelas, creando una obra muy particular, decorativa, atractiva, llamativa y gustadora, a todos los públicos independiente de su formación cultural y de sofisticados estudios.

 

Gracias a las orientaciones que a cada instante le ofrece su padre, el artista Albeiro Cano, Jonathan juega con un arte fractal y maneja a la perfección las proporciones áureas en su geometría, razón por la cual sus trabajos son de entrada, muy agradables desde la primerísima impresión.

 

Auguramos muchos éxitos a este joven artista que con su trabajo intenso, va a llegar muy lejos, con la elaboración de esos desnudos, retratos pop, siluetas cálidas, bodegones luminiscentes y bocetos de mil formas, muy pero muy lejos.