18.1 C
Pereira
martes, junio 18, 2024

De la luz y sus formas

Mauricio Ramírez Gómez

En las muy escasas incursiones en la historia de la literatura en Pereira, poco se ha reparado en que la presencia de las mujeres en la escena literaria es una constante apenas desde la década de 1970. No porque antes las mujeres carecieran de talento, sino porque se consideraba que la creación, como la política y los negocios, eran un asunto de hombres. Una muestra del modo de pensar de los pereiranos en relación con la incursión de la mujer en la literatura, es la nota que para presentar la composición poética solicitada a una de las profesoras de la ciudad, Rosa Tulia Torres, el editor del periódico El Esfuerzo publicó en 1906:

“Al agradecer, como es debido, la amabilidad con que la Señorita Torres ha satisfecho (sic) la exigencia que le hicimos de una composición suya, nos enorgullecemos al ver en nuestras columnas esta clase de producciones, porque, aunque somos enemigos de las mujeres bachilleras (sic) sí nos complace que el delicado sentimiento femenino se manifieste en una de sus formas más apropiadas: la poesía, que presta a sus ternuras un ritmo, y a sus palabras el encanto de la armonía”.

Las mujeres en Pereira escribían, pero publicaban poco o quizá con seudónimos. No lo sabemos aún. Durante la primera mitad del siglo XX, sobresalen los nombres de Rita Andrión, Jenny Campo Posada y Nelly Upegui. Todas ellas se marcharon de la ciudad a la primera oportunidad, como lo hiciera también Albalucía Ángel a mediados de la década de 1960.

Afortunadamente, ese panorama cambió, gracias al lugar que, en la poesía por ejemplo, se disputaron en su momento mujeres como Nelly Arias, Liliana Herrera, Ana María Jaramillo, Olga Lucía Betancur y María Victoria Ilián, de quienes poco se habla ahora. Estoy seguro de que algo hay en su experiencia y en sus versos todavía por aprender.

La actualidad

En mi opinión, en la actualidad la mejor poesía que podamos leer en la ciudad la están escribiendo las mujeres y entre ellas especialmente dos: Yorlady Ruiz y Helena Restrepo. Ambas han asumido a su manera su relación con el lenguaje y la realidad, convencidas como están de que la poesía no es sagrada, sino apenas una manera de vivir y comprometerse. Con ellas, vale la pena mencionar otros empeños como el de Carolina Hidalgo, Mariana Ossa, María Paz Gómez, Paula Arcila, Viviana Orozco, Kelly Tabares, Erika Gómez, Mariana Olarte y Johana Rodríguez, entre otras muchas, convencidas todas del poder sus palabras y muy concientes de que si el medio no les ofrece posibilidades, ellas mismas deben procurárselas. Por eso la proliferación de publicaciones alternativas y digitales que nos permiten leerlas. No puede pasarse por alto que Helena Restrepo y Johana Rodríguez son las autoras de dos de los más recientes libros ganadores de la Colección de Escritores Pereiranos, en la modalidad de poesía.

Precisamente, considero valioso resaltar dos aspectos del libro De la luz y sus formas, con el que Helena se hizo merecedora a una mención del jurado del concurso en 2022. El primero de ellos, es la comprensión de que vivir es un esfuerzo por decir la verdad del propio silencio. Dice Helena:

Quiero inventar un modo 

de decir el silencio

Y apalabrar los sueños 

antes de que sean pájaros.

A veces

quiero con urgencia un rescate

que no pase por el naufragio.

Escribir y hablar son el testimonio, la bitácora de quien quiere vivir y se atreve a decirlo contra una realidad que amenaza constantemente ese deseo. Lo que fue y lo que será son formas del silencio. Solo el ahora es la luz, el incendio al que no hay que dudar en arrojar todo, desde las esperanzas y los secretos hasta las vestiduras y los amores, sin ningún escrúpulo, para que todo arda y la muerte se aleje. Todo lo que nos obliga a callar merece ser destruido o expuesto. Aun cuando el resultado sea siempre lo indecible. Somos un paréntesis entre lo inexpresable, esa es nuestra verdad esencial.

La claridad, una de las tantas formas de la luz, es que estamos hechos de las cenizas del fuego que es el presente continuo que nos consume y nos aviva, sin que encontremos las palabras precisas para decir esa tristeza y esa alegría simultáneas. Solo la poesía nos permite compartir algunas breves visiones.

El otro aspecto que considero valioso destacar en el libro de Helena Restrepo es el uso de las imágenes. A mi juicio, la mejor poesía es la integra la imagen y la idea, pues el pensamiento se une a los sentidos para captar esas breves revelaciones que nos ofrece la vida cotidiana. Helena lo logra en muchos de sus poemas. Leamos algunos ejemplos:

La ruda 

que guardé en mi bolsillo

ahora huele dulce.

Perdí los muros de mi casa en un sueño

y se me reveló el canto del pájaro.

También merece destacarse la apuesta por las formas rimadas de la poesía. Al margen de la discusión sobre el valor de actualidad que esta decisión pueda tener, aventurarse en esos terrenos es también meritorio, porque eso confirma el convencimiento de que la poesía es un campo de experimentación permanente, que cada uno decide llevar hasta donde le parezca. Helena ha demostrado pericia y conocimiento. Basta echar un vistazo a los poemas finales del libro.

De la luz y sus formas es un libro que merece la atención de los lectores, porque confirma el oficio de una poeta que ha sabido, además, influir y estimular las nuevas voces que irrumpen en la escena literaria de la ciudad, como quizá ninguna mujer lo había logrado hasta ahora. Lejos de convertirse en un defecto, este rasgo es motivo de admiración, especialmente en nuestro medio. 

En Pereira seguimos convencidos de que la literatura es una competencia y solo debe haber un ganador, el mejor, el único. Esa empobrecedora visión es quizá la muestra más inequívoca de nuestra falta de madurez literaria. Que haya personas que vean en Helena un referente es un indicio de comenzamos a leernos con interés y generosidad. Eso contribuirá a una mayor circulación de este libro y los que vengan después.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -