La Wayra, sabe a campo, sabe a amor

En plena pandemia y cuando el país estaba bajo el rigor de un prolongado encierro, Edinson Orlando Castaño, se vio de pronto sin empleo, con una familia por mantener, con su casa a medio construir y con apenas $150.000 en su debilitado presupuesto. Atrás habían quedado aquellos buenos tiempos cuando su agenda estaba repleta de…

Contenido Exclusivo

Este contenido hace parte de nuestra edición digital exclusiva
para suscriptores.

Compartir