17.3 C
Pereira
miércoles, septiembre 28, 2022

La importancia del periodismo cultural

Jose Miguel Alzate

El periodismo cultural debe cumplir la misión de visibilizar la creación artística para acercar a los creadores de belleza a la gente, dando a conocer su trabajo y, al mismo tiempo, destacando su aporte al crecimiento en valores de una sociedad. En este sentido, la cultura debe cubrirse con altura intelectual y con sentido profesional, permitiéndole a la comunidad saber qué hacen esos hombres y mujeres que dedican su vida a orientar a la sociedad con su pensamiento. Los medios de comunicación deben designar a un periodista para que registre la información que produce un escritor, un pintor o un músico. Sin embargo, no siempre se hace. A veces, incluso, se escoge a la persona menos idónea para esta tarea. Debido a lo anterior, el mensaje del autor no alcanza resonancia.

Surge, entonces, esta pregunta: ¿es la creación literaria una fuente noticiosa importante para un medio de comunicación? La respuesta es concreta: la información cultural no tiene para los medios de comunicación la importancia que sí tiene la información política, la crónica roja, la farándula, el orden público, la economía y, desde luego, la actividad científica. Los grandes medios de comunicación escasas veces desplazan a sus periodistas para cubrir la presentación de un libro, para hacerle un reportaje a un escritor o para destacar una conferencia sobre arte o literatura. Hay que decirlo: muchas presentaciones de libros no son registradas en las páginas de los periódicos. Así las cosas, el autor que quiere darse a conocer no encuentra la forma de mostrar su trabajo.

Salvedad hecha de Gabriel García Márquez, que la aparición de cualquier libro suyo se convertía en un acontecimiento cultural de interés internacional, muy pocos escritores en América Latina alcanzan despliegue publicitario para la presentación de una obra. Entre los autores vivos de esta parte del mundo, solo Mario Vargas Llosa logra este privilegio. Es que escasas veces los periódicos registran en sus páginas la publicación de un libro. Por esta razón, mucho escritor se queda en el anonimato. Todo porque los medios de comunicación no envían a un periodista a que cubra las actividades culturales. Tiene que tener ya un nombre en la región el escritor para merecer que se le haga algún despliegue al acto donde va a dar a conocer su último trabajo literario.

Todo periodista debe ser un excelente lector. El redactor de un periódico debe tener conocimiento del lenguaje para contar una historia o escribir la noticia sobre un crimen. Alguien que no tenga olfato noticioso, agilidad mental, fluidez con la palabra, cultura general y facilidad para redactar una noticia, difícilmente llega a ser un buen periodista. ¿A qué viene esto que estoy diciendo? A que de la misma manera como el periodismo se nutre de la literatura, esta también se nutre del periodismo. Con esta afirmación quiero decir que, así como el periodista necesita de la literatura para moldear lo que escribe, el escritor necesita del periodismo para llegar a un universo amplio de lectores. Se logra el éxito cuando se le hace eco a la creación literaria, cuando se destaca el trabajo de un autor.

¿Cuál es la función que deben desempeñar los periodistas culturales para visibilizar a los escritores? Tener conciencia de que ellos ocupan un lugar en el mundo, que su palabra es reveladora de las injusticias sociales y que tienen un mensaje para comunicar a la sociedad. Cuando los directores de los medios entiendan esto, seguramente le darán preponderancia en sus contenidos a la divulgación del trabajo de los escritores. Son cientos los autores de libros que no han recibido un solo registro en un periódico sobre la aparición de su obra. Y son cientos los libros que han pasado desapercibidos para los lectores porque no han contado con la suerte de ser reseñados en los grandes diarios. Es aquí donde uno dice que debe existir equidad en el tratamiento periodístico hacia los creadores de belleza.

El escritor español Víctor J Maicas puso el dedo en la llaga cuando en una Feria del Libro de Madrid dijo: “Deberíamos preguntarnos si en realidad los grandes medios de comunicación promocionan la literatura y el arte como deberían”. En esa nota el escritor decía que mientras dura la Feria hay mucha repercusión mediática, pero en cuanto termina, de nuevo vuelve el olvido. La palabra precisa para decir lo que les hace falta a los escritores que apenas inician su carrera literaria es: promoción. Y esto es lo que no hacen los medios de comunicación. Un autor se debe defender solo, buscando quien le compre sus libros, porque en las librerías, si no son publicitados, no los ponen en vitrina. El periodismo cultural está llamado a que, apoyándolo, ese escritor logre que sus libros sean adquiridos.

Artículo anteriorLa caída de la moto fue mortal
Artículo siguienteAusencia femenina

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

Dia de La Pereiranidad

Campeones nacionales en ajedrez

Punto y la línea sobre el cine

Firma convenio con UNIR

- Advertisement -