La conferencia de Octavio Escobar

Liliana Cardona

Octavio Escobar traía de Manizales un bolso de tela con libros de su colección privada, algo parecido a reliquias para los conocedores: un ejemplar del festival del libro colombiano de 1959, un libro ilustrado de clásicos de la literatura, La prehistoria en 25 mil palabras y otro libro de los conocidos como tres pesos. El tema de las bibliotecas lo abordó desde su experiencia personal con las mismas, ya que se convirtió en lector apasionado debido a un accidente que tuvo siendo niño y como en ese entonces no había televisores portátiles, su papá le llevó El viejo y el mar, que no le gustó, y quedó atrapado, aunque le da pena reconocerlo, por una novela gráfica. La primera vez que entró en una biblioteca fue para investigar una tarea acerca de los piojos, después se hacía castigar para que lo mandaran a la que había ‘descubierto’ en su colegio donde también había una y como se volvió lector permanente, el rector le dio acceso a los libros ‘para grandes’.

A los 19 años visitaba la biblioteca del Banco de la República, el proceso de préstamo allá era pasmoso y lejano del contacto con los libros, entonces decidió ir a mirar a las muchachas que allá trabajaban. Ya en la Universidad de Caldas, mientras estudiaba medicina, se apasionó enfermizamente por Knulp de Hermann Hesse, tanto así que por muchos meses tramó la hazaña para robarlo, porque era el único que lo prestaba, cuando consiguió que dos amigos lo secundaran, ya se lo habían robado. Octavio es un médico manizaleño de 59 años. Es realizador de la Feria del libro de Manizales y en junio de este año fue el ganador entre 740 participantes, del premio Las Palmas, de Gran Canarias, con un libro compuesto por 30 poemas al que nombró Manual de hipocondría, por todos los efectos que la pandemia causó en cada persona y será publicado el próximo año en España. “Los temas que tienen que ver con mi segunda profesión (la medicina) me salen en poesía, porque es un género más íntimo, igual me pasó con ‘Historias clínicas’, intenté escribir minicuentos pero no me salían”. Está preparando una novela sobre la Colombia contemporánea, que como él mismo denomina son temas incómodos.

Compartir

Deja un comentario