La banda sonora de mi vida

Luis Ángel Ramírez Saldarriaga y Rodolfo Aicardi, dos leyendas que van más allá de la música popular y bailable. Mateo Quintero Segura Corría el año 1935 cuando murió El Mago, como lo apodaban, en medio de aquellos montañosos caminos de Medellín. Moría con él la modernización – o afrancesamiento, según Borges – del tango, y…

Contenido Exclusivo

Este contenido hace parte de nuestra edición digital exclusiva
para suscriptores.