Jhonny Smith La voz de El Lago

?ngel Gómez Giraldo

Carlos Alberto Mar?n Nieto? naci? en Pereira y ahora tiene la edad de hombre echaño pa lante. Por? lo mismo considera que el cielo es para todos.

Se le ve cantar a todo pecho en el parque lago Uribe Uribe de Pereira durante esas tardes de fin de semana y festivos cuando al sol le da la gana y se muestra dispuesto a calentar soledades y despechos.

 

?Le pone su voz al lago para que la gente que lo escucha no se le olvide donde tiene el coraz?n?, sostienen ?los adoloridos? de allí mientras se muerden los labios y buscan un mango verde para ponerle sabor a los sinsabores.

El que se entren? para? subir y bajar por la escala musical sin desafinar sonr?e casi todo el tiempo y canta, canta y sonr?e.

 

Seguramente sabe que el int?rprete que no sonr?e cantando no pasar? de ser un simple peluche. Nunca llegará a ser ?dolo de nadie.

Carlos, el hijo de Carlos Mar?n que tiene el tango adentro pero que no le sale por mucho esfuerzo que haga, y de Lucy Nieto, mujer que es todo o?dos? cuando las aves cantan.

 

El muchacho naci? con los ojos bien abiertos y mirando a su alrededor como dici?ndole a los profesionales de la salud que lo ayudaron a nacer en el hospital universitario San Jorge: ?No pens? que fuera a caer a una fiesta de disfraces. ?Qui?nes son ustedes?? Acontecimiento que se present? el 25 de abril de 1988. Y lo que dice ahora es que haciendo bien las cuentas est? a punto de cumplir los 31 años de edad.

 

Dos años luego en su casa del barrio Leningrado de Cuba escuchar?a a trav?s de un noticiero de televisi?n los grandes tenores Pl?cido Domingo, Jos? Carreras y Luciano Pavarotti cerrando con un concierto el mundial de f?tbol de Roma.

 

El ni?o que cumpl?a dos años de nacido apenas con un vocabulario de pap? y mam? y voz no más que para la llantina propia del beb?, quiso imitar los cantantes l?ricos, mas con el esfuerzo que hizo se le enredaron las cuerdas vocales.

 

?Me lo cuentan mis padres?,? revela este jovencito que come chontaduro con miel de abejas todo el d?a convencido de que es el tratamiento eficaz para desenredar y templar sus cuerdas vocales como si fueran las de una guitarra.

Cuando cuenta esto se lleva la mano derecha a la laringe, ?rgano que tiene la funci?n de la refonaci?n de sonidos llamada fonaci?n.

Todas las enfermedades que afectan la faringe se manifiestan por una alteraci?n más o menos marcada de la voz, seg?n los especialistas.

Exacto, fue lo que le pas? a Carlos en la primera infancia al tratar de imitar a los mencionados cantantes l?ricos.

Entonces la voz se le qued? de medio ?nimo y solamente para interpretar melod?as de despecho y desamor que también gustan, sobre todo a las personas que sufren por amor.

 

HIperactivo

El inter?s por cantar desde los primeros años se le reflejaba en un deseo irreprimible por salir de la casa y cantar afuera, en la calle.?

Si las puertas estaban cerradas las abr?a y si estaban abiertas… sali? volando para llegar al parque, inicialmente al de su barrio, y cantar.

 

Cuentan que al ganar el primer concurso de cuento infantil en la escuela Rodrigo Arenas Betancurt con el tema, ?Por siempre? del grupo musical Tranzas, se emocion? tanto que cantando a todo pecho camin? sin mirar atr?s desde Cuba y no par? hasta llegar al parque? lago de Pereira.

 

Y peg? aqu? mismo la canci?n que interpreta con mayor sentimiento: ?Mi coraz?n llora?.

Y desde entonces su voz se qued? encantada en la fuente del Lago Uribe Uribe de la Perla del Ot?n y bebe del agua de sus surtidores para que se mantenga sana y clara.

Y como en sus recitales de másica popular siempre incluye el tema que saca el alma a recrear: ?Mi coraz?n llora?, voz y alma le dan vueltas al lago mientras Carlos canta.

Es su voz que anida en este sitio de recreaci?n de los pereiranos, la que se escucha los d?as que saca del morral el equipo de sonido y las pistas.? Concierto de canciones que apachurran el alma sometida por el desamor y la traici?n.

Además su voz es másica que vuela más allí del lago. Vuela también por toda la regi?n del Eje Cafetero.

La han disfrutado en conciertos que ha ofrecido en todos los pueblos y ciudades de la regi?n.

 

La herida sangra

Aunque este cantante de másica capaz de poner las heridas del coraz?n a sangrar, parece a veces un potro salvaje que se encabrita con el sentimiento tiene otras cosas buenas en el coraz?n como la filantrop?a, amor por la especie humana, que lo lleva a solidarizarse y ayudar a los ni?os pobres con el poco dinero que recibe mientras canta en el lago.

 

?Nada es para m?, todo es para los ni?os abandonados, como los del bario donde resido?, subraya.

Su hermana Sandra, educadora conocida en el barrio Guayacanes, sostiene que ?Carlos es tan desprendido con lo que tiene que no tiene nada?.

Y no miente porque el ?nico lujo que tiene este artista es el penacho de p?jaro carpintero en la cabeza y un esp?ritu de oro que lo impulsa al triunfo como artista. Ya lo es, pues tiene el nombre art?stico de Jhonny Smith.

Si no me creen todo lo que he dicho de ?l, dense una pasadita por el lago que si es s?bado o domingo disfrutar?n de las canciones de Jhonny Smith, cantante de toda el agua que bebe de buena fuente, del Lago Uribe Uribe.

Ah, pero si lo desean lo pueden ver cantando asimisnmo en Youtoube y Facebook: Jhonny Smith Pereira, porque su coraz?n canta en todas partes.

Compartir